Después de una temporada de descanso volvemos a la carga y pronto con muchas novedades. Mientras volvemos a esas recetas de siempre donde el protagonista es el producto, sin más, preparaciones sencillas pero donde el respeto al producto y el sabor son los grandes protagonistas.

Con estas Volandeiras a la plancha, hay que aprovechar mientras están en campaña para consumirlas en fresco, simplemente abiertas a la plancha. En cocina dan mucho juego por eso os voy a ir poniendo estos días algunas recetas más.  Noviembre es el mes que vuelven al mercado.
La volandeira es el único marisco gallego  que se captura con métodos de arrastre por barcos de Cambados, estás se encuentran enterradas junto a las vieiras y muchas veces en fondos fanganosos. Durante solo unos meses la encontramos fresca en los mercados, cuando abren su campaña de marisqueo, y el resto del año se encuentra eviscerada y congelada.
Ingredientes
  • 1 kg de volandeiras gallega,
  • aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • perejil
  • opcional: zumo de medio limón.
Preparación:
Lavamos las volandeiras y las escurrimos un poco.
En un bol picamos los dientes de ajo en trocitos muy pequeños y perejil al gusto, añadimos aceite de oliva y reservamos.
Ponemos una plancha al fuego o una sartén vieja. Añadimos un poco de aceite y cuando este caliente vamos poniendo las volandeiras con la parte más plana hacia abajo.
Con el calor se irán abriendo y vamos retirando la concha, que se separa muy fácil. Dejamos que se vayan cocinando un minuto y añadimos por encima un poco del aceite con ajo y perejil. Damos la vuelta a las Volandeiras para que la carne quede en contacto con la plancha y dejamos medio minuto, solo para que coja un poco de tostado. Damos de nuevo la vuelta. Vemos como la carne se separa fácilmente de la concha, esto quiere decir que ya están en su punto.
Si nos gusta el toque cítrico podemos añadir por encima el zumo de medio limón.
si nos gustan poco echas vamos retirando a una fuente, sino dejamos un minuto más, pero no más tiempo.
Emplatamos en una fuente y con una cuchara cogemos parte de la salsa que nos quedo en la plancha o en la sartén y aliñamos por encima.
IMPORTANTE: no excederse en los tiempos sino se pasaran de cocción. 

Entradas relacionadas