Después de ver estos días esta receta por las distintas redes sociales y variando la carne, decidí hacer mi propia versión.

Un lujazo de receta y muy fácil. Mezclo varios quesos gallegos pero podéis usar un solo tipo.

Ingredientes para dos:

  • 4 filetes de pechuga de pollo finos
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado
  • Orégano
  • Queso curado galmesano
  • Queso Arzúa Ulloa
  • Queso San Simón da Costa
  • Salsa de tomate casera en su defecto rodajas de tomate natural
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Ajo molido
  • Aceite de oliva
  • Opcional: comino
  • Para acompañar: canónigos y rúcula.

Preparación:

Poner en un bol el pan rallado, un poco de galmesano rallado, un poco de sal, pimienta recién molida, ajo molido y si queréis un poco de comino. Mezclamos.

Rebozar las pechugas pasando por huevo batido y luego por la mezcla anterior.

Freimos en aceite bien caliente por ambos lados y colocamos en una fuente de horno.

Cubrimos por encima con salsa de tomate o con rodajas de tomates y por encima ponemos un poco de cada queso y espolvoreamos un poco de orégano.

Metemos al horno a gratinar hasta que veamos los quesos que se funden y cogen color.

Sacamos del horno y acompañamos de canónigos y rúcula.

Buen provecho.

 

Entradas relacionadas