Una de las recetas que más juego nos dan para aprovechar ingredientes que tenemos sueltos por la nevera o la despensa son los huevos al plato. Un plato que hago a menudo para cenar cuando quiero algo caliente y sin complicaciones.

Una mania que tengo es hacerlos en la cazuela pero con papel de horno por eso está vez os dejo la foto tal cual sacada del horno.

Tenía un filete de pechuga de pollo que me había sobrado y unos champiñones que ya pedían ser usados.

Ingredientes:

  • 2 huevos por persona
  • Pechuga de pollo
  • Champiñones
  • Salsa de tomate, mejor casera.
  • Queso
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pimienta

Preparación:

En una sartén con un poco de aceite de oliva ponemos los champiñones cortados en láminas y la pechuga cortada en trozos y lo salteamos bien.

Cuando este salteado añadimos un poco de salsa de tomate, sal al gusto y modelos un poco de pimienta.

Vertemos esta mezcla en una cazuela y rompemos los huevos en ella, espolvoreamos un poco de queso y orégano por encima.

Metemos al horno que ya tenemos caliente a 180 grados durante unos 12-15 minutos, según nos guste la yema más o menos cuajada.

Retirar del horno y servir caliente.

 

Entradas relacionadas