Buceando por las despensas de la cocinas mexicanas me encontré con esta receta, que ya solo por el nombre me intrigo. Habitualmente preparo los huevos rancheros pero esta forma me parece genial para cuando voy con prisa, ya que siempre tengo un sofrito preparado.

Estos huevos se acompañan de frijoles fritos, pero como yo no puedo comerlos los obvie.

Sino tenéis chiles podéis cambiarlos por Cayena, jalapeños, habaneros,…

Ingredientes para 2:

  • 2 jitomates o tomates maduros
  • Media cebolla
  • 4 huevos
  • Un diente de ajo
  • 1 Chile de árbol
  • 1 Chile serrano
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Cilantro
  • Pimienta
  • Tortilla de maíz o machos
  • Jalapeños

Preparación:

Empezamos preparando el sofrito y para ello ponemos en una sartén un poco de aceite y el año y la cebolla bien picados. Dejamos que se sofrita, añadimos los jitomates o tomates y los chiles. Vamos removiendo hasta conseguir un buen sofrito. Añadimos sal y pimienta al gusto. Retiramos a un bol y reservamos.

En una sartén antiadherente ponemos un poco de aceite y cuando este caliente añadimos los huevos rotos. Vamos removiendo para romper la clara y la yema y que se vaya cocinando, podemos retirar del fuego. Seguimos removiendo hasta que los veamos cuajados a nuestro gusto.

Añadimos el sofrito anteior y seguimos removiendo y cocinando un par de minutos para que se mezclen bien los sabores.

Emplatamos los huevos poniendo unos trozos de jalapeños, un poco de cilantro picado y unos nachos o trozos de tortilla de maíz frito.

Acompañamos de unos frijoles refritos y listos nuestros huevos.

 

 

Entradas relacionadas