Siguiendo una receta de focaccia de Iban Yarza y cambiando la harina normal por harina de espelta os traigo una focaccia diferente.

Están de moda las focaccias decoradas y la verdad que para poner en una mesa de un aperitivo  es muy socorrida.

Tiene su truco en el amasado para conseguir esa textura esponjosa y que nos aguante fresca varios días, hasta una semana en la nevera y se puede congelar.

Hice la mitad de ingredientes que os pongo.

Ingredientes:

  • 500 gr de harina de espelta
  • 250 gr de agua
  • 30 gr de mantequilla
  • 20 gr de aceite
  • 10 gr de sal
  • 10 gr de levadura
  • Para decorar: sal gruesa, Romero, orégano, cherrys, pimiento, perejil, ….

Preparación:

Mezclar en un bol todos los ingredientes menos los de decorar. Amasar hasta obtener una masa homogénea.

Después del primer plegado poner en un bol untado en aceite e ir plegando y dejar reposar , así durante 30 minutos.

Plegado 1 minuto y reposo 10 minutos.

Tras el último plegado podéis dividir la masa en dos  y extenderla en el molde que vayáis a usar para hornear. Tapar con un paño y dejar reposar hasta que doble el volumen.

Mojar los dedos en aceite y hundirlos en la masa. Espolvorear sal gruesa por encima y colocar el resto de ingredientes.

Hornear a 250° durante 10 – 12 minutos. Retirar del horno y dejar reposar unos 5 minutos.

Nota: Iban Yarza recomienda que pasados esos 5 minutos desmoldar y dejar en una tabla, cuanto más vieja y vivida mejor para acentuar así su rusticidad.

Vídeo tutorial de plegado fácil de la focaccia.:

Entradas relacionadas