Partiendo de la base de que soy de filloas hasta la médula pero en estos tiempos que corren muchas veces tenemos que adaptar recetas tradicionales a las nuevas intolerancias o alergias alimentarias o muchas veces buscando recordar eses postres de la niñez.

En mi caso que no puedo abusar del gluten la avena forma parte de mi dieta así como que el azúcar solo cuando es necesario o como fuera de casa, todo es acostumbrarse o buscar opciones como la vainilla, la canela, …. que harán de edulzantes naturales.

 

Ingredientes:

Para 1 personas
  • 1 Huevo
  • 25 – 30 gr Harina de avena
  • 100 gr Leche o bebida vegetal
  • Esencia de vainilla 1 pizca (opcional)
  • Canela molida 1 pizca (opcional)
  • Sal 1 pizca
  • Aceite de oliva para engrasar la sartén
  • Opcional: azúcar, azúcar de coco, miel, … ( yo no le pongo)
  • Acompañamiento:  frutos rojos

Preparación:

En la jarra de la batidora o en un bol alto ponemos todos los ingredientes excepto los del acompañamiento. Si queremos ponerle un poco de azúcar podemos. Batimos todo bien hasta tener una masa homogénea, sin grumos. Dejamos reposar unos 15 minutos antes de hacer las crepes.

Ponemos a calentar una crepera o una sartén antiadherente, es importante que este bien caliente, pincelamos la superficie con un poco de aceite de oliva y vertemos una cucharada de la masa. Movemos la sartén para que la masa se reparta por toda la superficie. Si lo hacemos con la crepera extendemos la masa con el pequeño rodillo que trae.

Necesitamos que nos quede una capa fina. Dejamos que se cueza un minuto por ese lado , o cuando veamos que se despega por los bordes. Damos la vuelta con una espátula o con los dedos y dejamos cocinar aprox. un par de minutos y sacamos a un plato.

Repetimos con el resto de la masa.

Podemos espolvorear un poco de azúcar por encima o miel, rellenar con cremas, mermelada o nata.

También podemos acompañar de yogur o compota de frutas.

Entradas relacionadas