Os traigo la nueva receta que elabore para la revista Cepas y vinos .

Se tratan de unos sencillos canelones de marisco con una bechamel con leche de coco y para la cual escogimos como maridaje un espumoso de las Rías Baixas: Feitizo da noite de Bodegas Pablo Padín.: ” es un albariño BRUT, un nuevo concepto de vino Rías Baixas, un espumoso sorprendente, original y con mucha personalidad.
Hechizo de la noche, su significado en gallego, evoca la esencia enigmática e intrigante de un albariño BRUT y la magia atrapada en sus burbujas, la naturaleza elegante, seductora y sofisticada de un espumoso, y sin olvidar, por supuesto, su origen gallego.

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 láminas de canelones, mejor de pasta fresca
  • 600 gr de carne de marisco ( cigalas, centolla, bogavante, langostinos,…) si podéis mezclar mucho mejor.
  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento rojo
  • 2 huevos cocidos
  • 2 cucharas de harina
  • 200 ml de leche de coco ( se puede cambiar por leche y nata)
  • un poco de ron
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • rúcula
  • granos de granada
  • queso curado gallego rallado
  • caldo de marisco o de verduras

Preparación:

Empezamos preparando las láminas de los canelones metiéndolas en agua con sal y una vez que estén cocidas las extendemos sobre un paño de cocina encima de la encimera. Reservamos.

Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y añadimos la cebolla y el pimiento rojo bien picados y dejamos que se pochen bien. Añadimos un poco de ron y dejamos que se evapore el alcohol. Añadimos el huevo muy picado, molemos un poco de pimienta.

Añadimos la carne del marisco limpio y añadimos una cuchara de harina y un poco de caldo de verduras y removemos bien hasta obtener una crema. Al menos durante unos 15 minutos.  Reservamos el relleno.

Ahora preparamos nuestra crema: ponemos un poco de aceite de oliva en un cazo y ponemos el resto de la harina con un poco de sal. Dejamos que la harina se tueste un poco y añadimos la leche de coco y removemos hasta que se vaya espesando. Podemos moler un poco de pimienta al gusto.

Rellenamos nuestros canelones que vamos poniendo en una bandeja de horno y cubrimos con la crema anterior y rallamos un poco de queso por encima.

Metemos al horno a 180º hasta que veamos el queso fundido y dorado.

Retiramos del horno y acabamos emplatando y poniendo un poco de rúcula por encima y unos granos de granada.

Servir caliente.

Entradas relacionadas