Todos tenemos sabores de platos guardados en la memoria, recetas que por algún que otro motivo nos han dejado recuerdos únicos, pero con el paso del tiempo han quedado en el recuerdo. Bien por no tener acceso de los ingredientes, por dejadez, por no saber como prepararla, … por motivos varios.

Pues hoy me he sacado esa pequeña espina con la receta de hoy. Recuerdo cuando era pequeña y mi padre y mi tio llegaban con los camarones y una vez seleccionados los más grandes eran para cocer y con los pequeños se freían.

Los comíamos como si fuesen pipas, tardes de invierno delante de la tele viendo dibujos animados. Una receta sencilla pero que creo que debe tener su hueco aquí.

 

Ingredientes:

  • camarones pequeños vivos
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Poner una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva. Cuando este caliente añadir los camarones.

Saltear hasta que se pongan rosados y empiecen a tostarse.

Sacar a un plato y añadir sal por encima. Servir caliente.

 

Entradas relacionadas