Ya sabéis que es raro que no caigan mínimo un par de bizcochos al mes en mi casa, aunque repito mucho de ellos siempre procuro probar nuevas recetas  y sabores. Pero he de confesar que muchas veces depende un poco de lo que haya por la despensa y por la nevera, como el caso de hoy que tenía un bote de requesón por la nevera y que adapte.

Este bizcocho de requesón lo podéis hacer con cualquier queso cremoso: ricotta, mascarpone, queso de untar, ……  la diferencia entre el requesón y el ricotta es que este último es más espeso, solo tenéis que poner a escurrir en una gasa el requesón para eliminar el máximo posible de suero.

Ingredientes:

  • 300 gr de requesón
  • 3 huevos
  • 200 gr de harina
  • 75 ml de aceite suave
  • 200 gr de azúcar ( use azúcar de coco con lo que le puse la mitad)
  • 12 gr de levadurina o impulsor
  • un poco de vainilla líquida
  • ralladura de un limón
  • 50 gr de leche
  • una pizca de sal
  • granillo de almendra

Preparación:

calentar el horno a 180º.

Batimos el queso con el azúcar, hasta que este último este bien disuelto. Añadimos los huevos de uno en uno y seguimos batiendo. Iremos incorporando el resto de ingredientes de uno en uno y batir mucho entre ingrediente e ingrediente: el aceite, la sal, la leche, la harina, la levadurina, la vainilla , el limón y el impulsor. Excepto el granillo de almendra.

Forramos un molde o lo engrasamos. Vertemos la mezcla en el molde y añadimos por encima un poco de granillo de almendra. Metemos al horno 45 min, calor arriba y abajo. Pasado estés minutos pinchamos y sino sale limpio el palillo lo dejamos 5 minutos más.

Si vemos que la almendra se nos quema tapar con un papel de horno.

Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Podemos decorar con azúcar glas.

 

Entradas relacionadas