Receta con maridaje: Croquetas de cocido

Por increíble que parezca no tengo publicada la receta de las clásicas croquetas de cocido, a sabiendas que soy croquetera por naturaleza y que las hago de infinitos sabores. Es tiempo de cocido, de cocido gallego, con su variedad de carnes, y seamos sinceros, que mejor receta de aprovechamiento que unas croquetas.

Pero he puesto remedio a tal afrenta y aquí esta la receta siguiendo las proporciones de leche y harina de la receta del restaurante Echaurren, porque creo que es la mejor proporción para este tipo de croqueta, ya que la intensidad de la  carne del cocido y la suavidad de la bechamel son el resultado de una buena ecuación. Además si le funciona a Francis Paniego  a nosotros no puede fallarnos. :).

Y cuando nos vamos de tapas o vinos y nos pedimos unas croquetas, eso si, huyendo de las croquetas industriales, pringosas de aceite y con un sabor neutro que da lo mismo que sean de cocido, de jamón, de pollo o de bonito que al final todas saben a lo mismo. Y si son de carne me gusta tomarlas con un buen vino tinto, en esta ocasión nos vamos al Ribeiro.

Croqueta de cocido




Ingredientes:
160 gr de mantequilla
210 gr de harina
carne del cocido picada: lacón, gallina, ternera, panceta, .....( esta vez no le puse chorizo)
sal
2 litros de leche
pan rallado
huevo batido
aceite de oliva para freír

Preparación:

Ponemos la mantequilla a fundir en una cazuela alta, cuando empiece a estar líquida añadimos toda la carne muy picada y vamos rehogando.
Añadimos la harina y vamos removiendo para que la harina se cocine, hasta que no sepa a crudo.
Añadimos la leche poco a poco a medida que vamos removiendo con las varillas, de esta forma evitamos que nos queden grumos. Cuando este toda la leche vamos removiendo, probamos de sal y rectificamos si fuese necesario.
Vamos removiendo hasta que veamos que nos queda una masa suave pero ligera, en mi caso estuve cerca de 25 minutos a fuego medio - bajo.

Vertemos la mezcla en una fuente y dejamos enfríar. Tapamos con un film y dejamos en la nevera toda la noche.

Sacamos de la nevera y vamos dando forma a nuestras croquetas, pasamos por pan rallado luego por huevo batido y luego por pan rallado otra vez.

Freímos en abundante aceite de oliva bien caliente y dejamos que se doren por todos los lados y sacamos a un plato con papel absorbente.

Listas para comer.

Y aquí tenemos este Ribeiro tinto para acompañar estas croquetas: O Alborexar, un tinto de  Castrelo de Miño ( Ourense) y que están apostando por unos vinos diferentes y por valorar variedades muy poco conocidas como puede ser el Ferrón ( variedad autóctona).

Bodega: O Alborexar no Ribeiro

D.O.: D.O. Ribeiro

Año: 2015

Variedades: Sousón, Brancellao, Caiño y Ferrón

Elaboración: permanece en barrica de roble francés hasta que en cata lo determine.

Cantidad:

Notas de cata: color rojo que recuerda al de las cerezas, limpio. En nariz tiene intensidad, con aromas a frutos rojos y negros propios de las variedades que tiene y toques a balsámicos, regaliz propios del paso por la barrica. En boca es fresco al principio, amplio en matices con sensación a frutas y especies, equilabrado y con un buen retrogusto.


Buen provecho.

Comentarios

  1. en "Mi Cocina" son las que prefieren, las croquetas del cocido o como aqui en Málaga decimos del "puchero" o de la "pringá del puchero". Tu las has bordado, se ven perfectas, deliciosas....el vino: habrá que probarlo.
    Besos desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar
  2. Rocío, yo también soy muy croquetera y se ven super cremosas y crujientes por fuera.
    Yo mañana tengo cocido con la familia y seguramente esta semana haga croquetas.
    Me comería esas cuatro de la foto ahora mismito para cenar .
    Un bico!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario