Receta: bonito de Burela en escabeche cítrico

Aprovechando los últimos bonitos de Burela que llegan a los mercados es tiempo de preparar esas conservas que harán que nuestra despensa este bien surtido. Tarros llenos de sabor listos para abrir  y cocinar con ellos.

Con el bonito hago varias preparaciones según sea la parte del bonito, los lomos los conservo en aceite o en escabeche blanco como es la receta de hoy. Con la ventresca cuando no va destinada a la plancha también la hago en aceite a parte.

Hoy os dejo una receta de escabeche cítrico, no es el clásico escabeche pero es que a mi me gusta con ese toque que le aporta el limón, la naranja y el jengibre.



Bonito de Burela en escabeche cítrico.



Ingredientes:

2 lomos de bonito de burela
aceite de oliva virgen
1 cabeza de ajos
3 hojas de laurel
2 cebollas
2 pimientos
piel de 1 limón
piel de 1 naranja
un trozo de jengibre
granos de pimienta
buen vinagre de vino
agua de mar ( en su defecto hervir un litro de agua con 120 gr de sal y dejar enfriar)

Preparación:

Una vez limpios los lomos de bonito, ya sin piel y sin espinas, los dejo una hora en agua de mar para que se desangre y así también coge la sal necesaria. Esto nos permite que nos queden unos lomos blancos.
Pero es algo opcional, podéis saltaros este paso sin problema.

Ponemos en una tartera abundante aceite con las cebollas cortadas en tiras, el pimiento cortado en tiras, las hojas de laurel, la cabeza de ajos entera, los granos de pimienta y ponemos a hervir, cuando la cebolla empiece a estar blanda añadimos la piel de limón, la piel de naranja y el trozo de jengibre pelado.

Añadimos el vinagre al gusto e introducimos los lomo de bonito. Dejamos cocinar durante unos 20 minutos, yo no los cuezo mucho para que me queden jugosos.

Apagamos el fuego y dejamos que se enfrié, a medida que se va enfriando también se va cocinando. Metemos en un tupper que nos quede bien cubierto y a la nevera. Dejamos mínimo un par de días antes de consumir.

Y listo para comer o para meter en botes.

Si lo vamos a meter en botes, lo hacemos igual que preparamos cualquier otra conserva: primero esterilizamos los botes.
Los rellenamos con los trozos de bonito y rellenamos con el escabeche. Procuramos que nos quede todo bien cubierto. Tapamos y ponemos boca a abajo al menos 10 minutos.

Ponemos agua a calentar y ponemos los botes dentro, tiene que cubrirlos con agua  y desde que empiece a hervir contamos 20 minutos. Dejamos enfriar dentro del agua y retiramos.
Los colocamos boca a abajo durante unos días y luego les damos la vuelta y guardamos en la despensa como siempre.

Y ya tenemos nuestra bonito en escabeche para comer, mejor esperar un par de meses pero nunca más de un año en consumirlo.


Comentarios