Lugares: Translatio, ruta del Mar de Arousa y río Ulla.

A principios de verano tuve la oportunidad de hacer la Translatio desde la Illa de Arousa hasta Padrón remontando el río Ulla. He de confesar que nunca había remontado el río y cada vez que paso por la carretera siempre me fijo en los cruceiros, pero os puedo asegurar que es impresionante, conozco el borde litoral a pie, pero verlo desde el mar es muy diferente: las sensaciones, los colores, los sonidos, las luces, ... es otra forma de disfrutar de una jornada marítima-fluvial.




Capitaneados por Gabi de Amare Turismo Naútico nos mostró esta Ruta que forma parte del Camino Portugués a Santiago y según cuenta la historia en el  Libro III del Códice Calixtino , aseguran que alla por el año 44 el cuerpo de Santiago fue trasladado desde el puerto de Jaffa ( Palestina), acompañado por sus discípulos Teodoro y Atanasio, llego a Galicia en una Barca de Piedra hasta Galicia, tierra donde ya había estado antes predicando, remontó el río Ulla hasta Iria Flavia, puerto romano fluvial, esta villa pertenece a Padrón.


Partimos desde el muelle de O Xufre  aunque también hay peregrinos que lo hacen desde Vilanova de Arousa, entre bateas y con la  Isla de Cortegada,perteneciente al Parque Nacional de Illas Atlánticas y también veremos sus islas más pequeñas como las Malveiras y las Briñas, esperándonos, nos encaminamos a la desembocadura del río Ulla. 





Dejamos atrás Vilanova de Arousa, Vilagarcía de Arousa, Carril detrás de Cortegada y con el monte Lobeira al fondo. 

Empezamos un particular Vía Crucis compuesto de 17 cruceiros a ambos lados del río.



Si en el mar encontramos actividad pesquera en el río también, pequeñas barcas con pescadores, o pescadores sentados en la orilla, ........... porque estas agua están llenas de vida.




A ambos lados del río, Bamio y Rianxo, nos da la bienvenida el puente de reciente construcción del AVE, he de confesar que desde la carretera se muestra como una auténtica aberración paisajística, otra cosa es la obra de ingeniería que supuso su construcción. Desde el mar se puede observar desde otro punto de vista.





Para acercarnos a Catoira y con sus Torres del Oeste vigilantes, tiempo pasados donde avisaban de la llegada de vikingos y piratas, ávidos de conquistar tierras gallegas. Las conocía de caminar entre ellas, por su paseo de madera, ......... con sus drakkars esperando que llegue el 6 de agosto para volver a navegar por las aguas cargados de vikingos en sus cubiertas.





Nos alejamos con la vista puesta en los drakkars y con el otro puente de la carretera que hace que enseguida desviemos la vista para encontrarnos con otro de los cruceiros.



Rumbo a Valga para llegar a Pontecesures.





En esta zona del río desemboca el río Sar, que según cuenta la tradición fue por donde continúo navegando la Barca de Piedra con el cuerpo de Santiago hasta la parroquía de Iría Flavia, pero nosotros continuamos por el río Ulla, muchos peregrinos se quedan en Pontecesures para continuar el camino a pie y otros prefieren continuarlo desde el puente que separa Pontecesures de Padrón, justo hasta donde nos llevo Gabi.









Pero cuando tu anfitrión disfruta de lo que hace, se convierte en el mejor embajador de esta ruta y de regreso que mejor parada que para disfrutar de un Albariño Rías Baixas y una empanada de millo de mejillones. Y unas natas.


Grata compañía para una ruta que merece la pena descubrir, pero la vuelta a puerto siguió sorprendiéndonos con rincones y paisajes que antes no apreciamos.



Gracias a Gabi por esta jornada que pienso repetir, este otoño, ya que cada época tiene su encanto y seguro que el río nos sigue ofreciendo su mejor cara.


No dejar de hacer esta ruta, luego no digáis que no os he avisado.

Comentarios