Donde comer: Loaira Xantar. Pontevedra

Este verano casi no he ido ni de tapas ni de cenas ni de vinos, es lo que tiene trabajar en hostelería en plena zona 0 hostelera por eso tan pronto pude ya me he escapado a uno de mis imprescindibles de Pontevedra.

Hay sitios a donde vas por la comida, a otros vas por el vino, a otros vas por amistad, ... este es uno a los que vas por esas tres razones y por muchas más.

Aunque esta vez la visita fue corta fue de las pocas veces que me puse a hacer fotos porque es hora de que tenga su pequeño hueco en esta página.

 A la hora de pedir bebida siempre les digo un vino de los que ellos ya saben, así me dejo sorprender si me ponen alguno que no conozco o alguna joyita que tengan esa semana, en esta ocasión fue un treixadura del Ribeiro del 2013 de Adega do Moucho.


Lo siguiente a valorar es el pan, y aquí te pan pan, del que te pones a comer y no paras, y si pides un plato con salsa para mojar ya ni te cuento lo que dura.



Eramos dos personas y aunque en otras ocasiones les digo que me pongan lo que tengan novedad en carta en esta ocasión siendo verano, con el local a tope mejor pedir y así no complicas a la cocina, ya tendremos el otoño y el invierno para dejarnos llevar.

Pedimos de primero unas croquetas de mejillón tigre, jugosas no, lo siguiente.



Luego un bonito de Burela marinado, era como comer pura mantequilla, se te deshacía en la boca, me encanta ese punto de jugosidad y a la vez de cremosidad que metes el bocado en la boca y cuando te das cuenta ya no tienes nada en el paladar, vuela.



Y luego un gran clásico, una costilla de porco celta a baja temperatura, pero iba acompañada por encima con un salsa picante, y que contaros de este plato .......... que nunca decepciona cuando esta bien tratado, como fue el caso.


Y en esta ocasión no hubo postre, tocaba ir a trabajar pero con el mejor sabor de boca posible, os recomiendo su visita.

Yo volveré pronto y que después de vendimia toca volver a la rutina y dejarse caer por los sitios donde comer y beber se convierte en experiencia.

Nos vemos.

Comentarios