martes, 3 de enero de 2017

Restaurante: Quinta de San Amaro

Esta primera entrada de este año, 2017,  va a ser con la última comida del año pasado en uno de mis restaurantes de cabecera, la Quinta de San Amaro en Meaño. Y quiero que sea esta entrada porque este año que se presenta movido y con nuevos proyectos tendré que comer a menudo fuera de casa y eso hará que mi lista de sitios fijos aumente y encuentre sitios interesantes. También va a ser un nuevo año con nuevas recetas con nuevos productos diferentes pero sin olvidarme de esas recetas antiguas que siempre me gusta recuperar.

Y en este proceso de recuperar recetas es donde tengo que agradeceros todas esas recetas que me enviáis por mail o me comentáis en los cursos y talleres. Algunas dulces ya forman parte de mi libro #melnasfilloas, otras forman parte del recetario de este blog y otras muchas van a tener su protagonismo en el 2017 y por ello quiero animaros a que sigáis compartiendo las recetas de vuestras abuelas y abuelos para que no se olviden.

Vamos con mi último menú del año.

Empezamos con una crema de cocido y unas zamburiñas escabechadas que forman parte de ese pincho de cortesía que siempre ponen mientras esperas el primer plato y la verdad que estos días tomarse una crema caliente se agradece y mucho.


Una tempura de langostinos y verduras para compartir. Un gran clásico de este sitio.


De segundo me decante por unas brochetas de rape y langostinos huyendo de platos más contundentes que suelen ser los más frecuentes estas fechas.


Y sorprendentemente de postre escogí un coulant de chocolate con helado de mandarina, a pesar de que no soy chocolatera, pero después de tener unos días a tope de cursos



Empezamos año y en breve la primera receta, dulce o salada????

Feliz año a todos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada