Showcooking de Códax con Iván Domínguez.

Si para un domingo te proponen una cata maridaje con buenos vinos y buenos platos es imposible decir NO. Pero más aún que si el cocinero es Iván, del grupo Alborada, buen amigo, buen cocinero y mejor persona.

Con el tengo muy buena anécdotas desde que me enseño a hacer tirabuzones al cebollino hasta buenos trucos de cocina para seguir mejorando.  Y como siempre me traje un buen puñado de anotaciones y de trucos, de buenos momentos, de una buena jornada.

Además el showcooking se realizó en la bodega Martín Códax. Este domingo estará Yayo Daporta y el anterior estuvo otro buen amigo Xoan Crujeiras, pero a estos dos showcookings imposible asistir por motivos laborales pero seguro que pronto nos veremos.

En primer lugar decir que me gusto mucho la apuesta arriesgada de los platos con los vinos, rompiendo moldes clásicos de que los vinos más dulces para postres o más frescos para mariscos, yo también soy partidaria de que los maridajes son mucho más amplios y el domingo quedo demostrado.

1. Ostra tibia con papada y puré de limón asado con pan de centeno. Albariño Martín Códax Gallaecia 2011.

El clásico ángeles a caballo francés con el toque del puré de limón, donde la ostra esta atemperada y la verdad es que se agradece en los días fríos. Confieso que este plato me encandilo porque soy fan de las ostras y estaba maridado, para mi, con uno de mis vinos de cabecera, el Gallaecia,




2. Vieira de Galicia a la sal de Ramallo de mar, crema de raíces y hierbas del litora. Albariño Martín Códax Lías 2012.

Este plato ya lo conocía y decir que la vieira en su punto y con la potencia de sabor que le aporta el codium, pero he de destacar el descubrimiento de la raíz de capuchina, que si tengo probado sus flores y hojas y gracias a Iván descubrí que la raíz también es comestible. En esta ocasión el vino fue un Lías y  a mi que me gustan los vinos con cuerpo buena combinación para armonizar sabores.



 3. Jurel asado y ahumado al romera con zanahorias del país y crema picante de berzas. Albariño Organistrum 2012.

Un gran plato con uno de los pescados llamados "pescado de diario" donde queda demostrado que a veces un producto que consideramos menos por ser de precio asequible se engrandece con la preparación. Donde un ligero ahumado potencia los sabores y con esa crema picante de berzas que tardan 10 días en elaborarla. El vino elegido no solo es un buen ensamblaje con el plato sino que vemos que como albariños con 3, 4 o más años ganan en estructura y en boca.


 4. Codorniz asada en carcasa con mazorquitas y polenta cremosa. Albariño Martín Códax Vindel 2012.

Sin duda un platazo, con ese caldo elaborado a conciencia, con mucho sabor y con la carne en su punto y jugosa. Sorprendente el crujiente de las mazorcas en la polenta.
Con respeto al vino he de confesar que cuando lo probé el año pasado dije que a este vino aún le faltaba botella, tenía aún que ganar cuerpo y efectivamente, este año logro sorprenderme y me convenció más que el año pasado que no me había dicho nada. Un vino que mejoro mucho con el tiempo.



5. Licuado de membrillo y queso fresco. Albariño Martín Códax 2014.

La sorpresa de la jornada, la ruptura de concepto en si misma. Te esperas un postre dulce y te encuentras en nariz los olores de la vendimia y en boca un postre fresco y que invita a tomarte otro bocado. El membrillo elaborado en fresco con las esferas de queso do Cebreiro y la galleta de nuez para aportar crujiente. Un postre realmente muy agradable para rematar una jornada de tantos contrastes en boca.
Postre que maridaba perfectamente con el albariño de la añada 2014 al ser un vino joven y afrutado.

Como podéis ver una jornada muy interesante de la cual aprendí y disfrute mucho. Ahora me toca ponerme a experimentar en casa con lo aprendido.
Y lo que os comentaba de mis notas si os fijáis en la hoja que aparece en la foto ahí están mis apuntes y los trucos anotados.

Gracias al equipo de Martín Códax por la invitación. Y felicitar no solo a Iván sino a su equipo de cocina, con el cual compartí en alguna ocasión cocina y se los grandes profesionales que son y sigo diciendo que para mi fue en una de las cocinas en donde estuve que más me impresiono por como trabajan, siempre lo digo y siempre lo diré. Felicidades. Espero volver a veros pronto.

Comentarios

  1. Es que con buenos vinos, buenos platos y buena compañía, está claro que pasas el día la mar de bien, más no se puede pedir. Que suerte tienes con las invitaciones, hija mía.

    bicosss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario