Pez sable

Hacía tiempo que Jorge Cardoso me hablaba de un pescado de la desembocadura del Miño y que tenía que probar.  Pues hace unos días tuve esa oportunidad, se trata del pez Sable.

Por el mes de enero había hablado con el presidente de los pescadores del río Miño sobre este pez y ya tenía curiosidad por poder catarlo.



Para eso me llevo a un bar junto al río Miño a comer que es conocido por cocinar pescados de río.

Y ese día tenían el pez sable preparado en escabeche ya que la temporada se acabo hace unos días y suelen prepararlo de esta forma para tenerlo durante más tiempo en carta.

Mi primera impresión al comerlo fue que estaba comiendo un bonito o un cazón.




Me comentaba la dueña del bar que era su madre quien lo preparaba y que al prepararlo así no se lo notaban las espinas que suele tener.

Estas espinas son las que suelen hacer que la gente rechace consumir este tipo de pescados.


Pero conociendo a Jorge la cosa no iba a quedar en llevarme a probar el sable sino a retarme a prepararlo cuando vuelva a ser la temporada. Como podéis imaginar yo feliz con el reto y sobretodo cogiendo buena nota de lo que hablaban de este pescado. Comentaban que a la brasa esta para chuparse los dedos.
Yo de momento me quedo con poder volver a degustarlo en escabeche.


Jorge reto aceptado y cuando sea la temporada ya sabes, consígueme un par de sables que el I+D de mi cocina se pone a funcionar.


Gracias por descubrirme este pescado y seguramente que pronto nos vemos en otras degustaciones culinarias de nuestra Galicia. ;)


Comentarios

  1. no lo conocia pero tal y como lo presentas tiene que estar delicioso! bicos

    ResponderEliminar
  2. Lectora en la sombra de Madrid, ;).lunes, 13 julio, 2015

    En mi casa mi madre (manera heredada de mi abuela) lo prepara cortado en trozos de unos tres dedos o así, marinado en ajo machacado, perejil y vinagre o zumo de limón, luego rebozado con harina y frito. A nosostros nos encanta y sabiendo bien dónde andan las espinas, sin problema.

    Te sigo desde hace mucho tiempo pero nunca comenté pero hoy al ver tu entrada me acordé de las cenas en casa de mi abuela y de lo que le gustaba ese pescado y me he animado a compartir otra manera de prepararlo, es muy de andar por casa pero queda riquísimo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que me hayas escrito y más para contarme la receta de tu abuela, y espero conseguir el sable para poder probar varias recetas y la de tu abuela ya me la anoto.

      Graciñasssssssss

      Eliminar

Publicar un comentario