Postre: Bizcocho de agua

Ya sabéis que rara es la semana que no cae un bizcocho en casa y cuando navego por la blogosfera y veo un bizcocho que me suscita interés me lo guardo en la carpeta de pendientes. Y eso fue lo que sucedió con este que se lo vi a Chelo ( Cogollos de Agua) y lo tenía anotado desde el 2010, iba siendo hora de probarlo. Aproveche que tenia una merienda para hacerlo y llevarlo de regalo.

No duro casi nada, voló enseguida, buena señal. Es un bizcocho super esponjoso y apto para intolerantes a la lactosa pues no lleva leche. No hay foto del corte que no me dio tiempo a hacérsela.

Bizcocho de agua


Ingredientes:

3 huevos grandes
150 gr de azúcar
150 gr de harina
75 gr de aceite de oliva virgen Extra
100 gr de agua
1 sobre de azúcar de vainilla ( le puse un poco de vainilla líquida y eso hace que el bizcocho quede un poco más oscuro)
Ralladura de medio limón
1/2 paquete de levadura royal.

Preparación:

 Precalentamos el horno a 180º C
           
 Separamos las claras de las yemas.
 Montamos las claras a punto de nieve y le agregamos poco a poco la mitad del azúcar, seguimos montando hasta obtener un merengue bien espeso. Reservamos

Con el resto del azúcar montamos las yemas hasta que doblen de volumen. En forma de hilo vamos agregando poco a poco (un chorrito muy fino) el aceite, sin dejar de batir en ningún momento hasta terminarlo. A continuación y del mismo modo agregamos el agua. Y a continuación las ralladura del medio limón y la  vainilla.

Añadimos a la mezcla anterior las claras montadas, con movimientos envolventes las integramos bien, intentando que se bajen lo menos posible.
Por último incorporamos la harina y la levadura que hemos tamizado antes, poco a poco, hasta que este bien integrado.

Chelo nos recomienda para este tipo de bizcochos:  "no engrasar el molde, para que la masa “trepe” por él y ayude a una consistencia más etérea,  yo utilizo uno de silicona y no lo engraso con nada. Mejor un molde con agujero central, que no va a ayudar a la hora de dejar que se enfríe".
Vertemos la masa en el molde y horneamos a 180º C durante unos 35 o 40 minutos. 
Pincharlo con un palito de brocheta para comprobar el punto de cocción, ya sabes, debe salir limpio.

Dejar enfriar antes de desmoldar. 

Chelo lo pone a enfriar boca abajo, yo también suelo hacerlo así cuando uso moldes de acero o similares.

Decorar al gusto y listo para comer.
·        

Comentarios

  1. Já tinha visto a receita e achei interessante
    Ficou um bolo lindo
    bj

    ResponderEliminar
  2. Qué curioso que lleve agua, no lo había oído nunca. Ahora soy yo la que lo anotaré en mi lista de pendientes.
    Te quedó súper apetecible.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gusta ir probando bizcochos, este tuyo tiene una pinta muy rica, también he probado algunos con agua, pero tenían chocolate, la verdad es que quedan muy esponjosos y aireados
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario