viernes, 10 de octubre de 2014

Pan de Castañas y embutidos de Secreto Galaico

Hace unos días Ruben me hablo de su nuevo proyecto gastronómico: el pan de castañas. Fue nombrarlo y lo primero que le dije fue eso tengo que probarlo. Seguimos hablando de la implicación de su familia en la comercialización de embutidos y productos cárnicos salados. Pero mi pupilas gustativas seguían emitiendo señales de necesidad de probar el pan.

Una vez que conocí el proyecto y su implicación con el rural gallego y con la recuperación de actividades locales y dando valor a ese productos tan nuestros sin olvidar que la recogida de castañas se hace a mano y muchos recolectores son personas mayores con bajos recursos y estas apuestas les aseguran unos ingresos que bien se lo merecen pero sobretodo porque les anima a la recuperación de actividades, usos y costumbres que casi se habían perdido.

Y aprovechando que ayer se presento este pan y los embutidos en A Tenda da Gata en Pontevedra allá me fui.
Embutidos de primera y de los cuales os hablaré más adelante y con ganas de probar la androlla o el botelo. Karina nos habló del porqué de esta apuesta y con la invitación de conocer el concello de Riós que comercializan bajo la marca Secreto Galaico.

Al fin probé el pan y gracias a que tenía pendiente otra visita me tuve que ir porque os aseguro que seguiría allí comiendo.
El pan está elaborado con harina de castañas y una mezcla de centeno y trigo país. Con la textura típica de los panes gallegos, de los que los aprietas y vuelven a recuperar la forma, lleno de ojos y sobretodo con un sabor que te invita a comer más.
Y el contraste del toque dulce que le aporta las castañas con el picante de unos de los chorizos y una buena taza de vino tinto y es volver a sabores de antaño, solo faltaba la cocina de leña encendida mientras el Yayo desgranaba el maíz y mi abuela acababa de preparar la cena.


Me compre un par de bollos antes de venirme porque quería que lo probasen mis padres y uno dejarlo para hoy para ver como aguantaba.
El primero al llegar a casa volo, yo con deciros que me hice un pequeño bocata con un queso Arzua-Ulloa y de lujo.
El otro lo comí hoy a mediodía y se conservaba perfectamente.

Poco a poco este pan lo podréis encontrar en más tienda pues están en ello, yo ya le comente a Yolanda que la avisaré el día antes que vaya a Pontevedra para que me guarde un par. De esta tienda os hablaré más adelante.

Y tened presente este pan que pronto os volveré a hablar de el, pena no tener un trozo para la cena.

2 comentarios:

  1. Pena no tener un bollo para echarle el diente ahora mismo, que con lo "panceira" que soy yo, fijo no llegaba a la noche.

    bicos

    ResponderEliminar
  2. Pan delicioso el que has compartido en la web, lo pude probar hace unos cuantos días y la verdad es que me convenció desde el primer mordisco

    ResponderEliminar