Roadtrip por la Ría de Arousa. Parte I

Aunque se acerca el fin de la  campaña de turismo mariñeiro Come o mar me quedan cosas por contaros. Actividades que fui haciendo este mes y que aún estáis a tiempo de participar que luego en julio vuelvo a los rediles de los fogones  y os pondré las recetas de las tapas que he degustado este mes y de los platos de los que pude sonsacar las recetas.

Nos acercamos al Grove para asistir a una de las subastas de pescado de la lonja, la actividad de las lonjas no deja indiferente a nadie: escuchar al subastador mientras en otra zona se preparan las cajas con pescado para otra subasta pero sin dejar de ojear la puerta por la cual llegan los marineros que acaban de llegar a puerto y traen las capturas del día.

Salir a pescar entre las bateas o darse una vuelta por las rías o acercarse a las islas del Parque Atlántico.
En Punta Moreiras nos acercamos a visitar As Salgadeiras de Moreiras, el museo de la salazón. Pero teníamos que continuar camino para visitar la Quinta de San Amaro y tomarnos el primer bocado del día. Nos esperaba un día de roadtrip con muchas cosas por ver y descubrir como ponerse las botas de agua y salir a mariscar con Guimatur ( las fotos os las pongo otro día que no las tengo aquí). Darse un paseo por Fefiñans y por el barrio marinero de San Tomé con su torre de San Sadurniño vigilando los barcos que se acercan al pueblo.
Saliendo de Cambados nos encontramos con el ayuntamiento de Vilanova de Arousa, cuna del genio Valle Inclán, donde la industria conservera forma parte de la vida laboral de muchos vilanoveses al igual que el resto de actividades relacionadas con el mar.

Pero decidimos acercarnos a la Isla de Arousa para poder disfrutar de los deportes naúticos que nos permite disfrutar la ría.

Darnos un paseo en barco para visitar Areoso o el Islote Rúa con su faro. Pero también poder pescar unas lubinas o caballas, observar los barcos bateeiros como extraen mejillón de las bateas o ver a los mariscadores en plena faena. Con Amare las posibilidades son varias y más uniéndose con Piragüilla nos permite dar unas paladas en los kayac por la ría. Tengo pendiente una visita a Cortegada en kayac, pero queda mucho verano por delante.

Aprovechando que la tarde la pasamos en la Isla no podíamos irnos sin ir al Faro de Punta Cabalo a tomarnos un aperitivo mariñeiro, es el único faro de Galicia donde se puede comer dentro antes de dirigirnos a Vilagarcía de Arousa y a Catoira para que las Torres do Oeste vigilen nuestra andadura por la zona norte de la Ría de Arousa. Pero con una parada obligatoria en Carril.

Andadura que os cuento en breve, pues esta que os acabo de contar es la que forma parte de mi vida al tener la fortuna de vivir en esta zona. De muchos de estos sitios os seguiré mostrando fotos y momentos durante todo el verano.


Comentarios