lunes, 19 de mayo de 2014

Brochetas de potro

Poco a poco todo vuelve a la normalidad, después de acabar con una mudanza que ni tenía prevista ni fue desea y mucho menos fácil por las circunstancias que la rodearon pero con la parte positiva que me he liberado de una mochila que llevaba a cuestas y poner punto y final a una parte de mi historia, empiezo a tener un poco más de tiempo.

Tengo muchas cosas que contaros pero creo que debo empezar con una receta. Hace unos días PURAGA (la asociación de Caballos de Pura Raza Gallega) y los miembros de la organización de la fiesta "Das Quendas" en Mondoñedo me invitaron para que les hiciese un showcooking cocinando potro. Y como muchos sabéis el potro gallego es una de las carnes de las que tengo recetas en mi libro de Cociñando coas Razas Autóctonas y aunque no tengo fotos de los platos que prepare si me traje carne para preparar en casa y subiros las recetas.

Pero hoy voy con una más sencilla para poder ir entrando en esta carne que tiene muchas más proteínas y menos grasa que la de ternera.

Brochetas de potro

Ingredientes:
Carne de potro
pimiento verde
champiñones
sal
pimienta negra
palos de brocheta
aceite de oliva

Preparación:

Cortamos la carne en dados, procurando que nos queden del mismo tamaño. Salpimentamos al gusto.

En los palos de brocheta vamos insertando un dado de carne, un trozo de pimiento verde y un champiñón, vamos repitiendo hasta tener la brocheta rellena.

Preparamos así el resto de brochetas.

Calentamos una plancha con un poco de aceite de oliva y ponemos las brochetas a asar. Damos la vuelta para que se cocinen por ambos lados. Dejamos asar hasta que veamos que la carne esta cocinada a nuestro gusto.

Emplatamos y listo para comer, en esta ocasión las acompañe con un poco de arroz en blanco.


Buen provecho y buena semana.




4 comentarios:

  1. me daria cosa comerlo.. por que me imagino al caballito pastando.. ains que lastima, pero tiene una pinta deliciosa
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Tengo mucha curiosidad por esta carne, pero por aquí no la encuentras.

    Saludos y bienvenida de vuelta.

    ResponderEliminar
  3. que buenas a mi me encanta la carne de potro ¡¡¡¡ besotes

    ResponderEliminar
  4. Las mudanzas son siempre duras y a veces dolorosas, pero lo que viene adelante es lo bueno y te deseo que estos cambios sean para mejor y en tu vida siga brillando la alegría. Un beso querida Rocío

    ResponderEliminar