#cocidoday: visita al Palacio da Brejoeira

Me quedaba pendiente contaros la segunda parte del #cocidoday en Monçao ( Portugal) y consistió en un visita al Palacio da Brejoeira que nos  tenía organizada Rui.



Este palacio declarado en 1910 Monumento Nacional acoge una bodega de vino alvarinho dentro de la D.O. Vinho Verde. Primero nos hicieron una visita por el palacio contándonos su historia en una sala que alberga un pequeño teatro pasando a visitar el jardín de invierno, una sala acristalada con plantas y a continuación visitamos la biblioteca, el salón de las pinturas, el de armas, el del rey, el comedor, la sala de fumadores, la habitación real, ...... impresionante los grabados en madera desde techos a algunos muebles y los techos con pinturas al fresco. Destacar los numerosos muebles y decoración de origen oriental, cosa que me choco mucho.


Salimos al exterior por la puerta original, la puerta del Rey, que esta situada debajo de la habitación de las fotos y se encuentra en un lateral del palacio y que luego modificaron para hacer la entrada principal por el frontal que se ve ahora. Aquí visitamos los jardines de camelias y el paseo de los plataneros por donde se accedía al palacio. La finca se encuentra llena de estanques con estatuas varias, un amplio bosque donde en medio se encuentra el lago de los Enamorados, un estanque artificial con una isla en medio y un mirador con una gruta, el antiguo molino, la capilla, los puentes para atravesar el lago, ....... una amplia zona donde perderse en los numerosos rincones que posee.



Paseamos por el lado de las viñas, que si me resulto muy interesante ver en el estado que están y como son tratadas, vides con cantidad de musgo en su corteza y dispuestas en fila. Hasta que nos enseñaron la bodega antigua, con las cubas de madera y el lagar. Y he de reconocer que hacía mucho tiempo que no visitaba una bodega y que no me enseñaban las cubas de acera y es de agradecer que no te muestren las cubas de acero en este entorno y se centren en los orígenes de la bodega. Rematamos la visita con una degustación de su vino en las antiguas caballerizas destinadas hoy a tienda y punto de información. La visita la hicimos andando pero se puede hacer en calesa.



Y hasta aquí el día del #cocidoday en Portugal pero ya con vistas a otros encuentros por las tierras del Alentejo para seguir descubriendo y disfrutando en buena compañia como lo hice este día.

Comentarios