Carbón dulce

Yo soy una de esas niñas que he recibido carbón más de una vez de pequeña, tanto a mi como a mis hermanos más de un año nos cayo este dulce, claro que al final nos lo comíamos tan panchos esperando que nos diesen los juguetes de una vez. El primer año caímos en la trampa en los últimos ya no.

Y por eso como soy de seguir ciertas tradiciones este año al ver que se podía hacer el carbón dulce en casa supe que lo iba a hacer para darle de regalo a mis sobrinas e ahijados y así ver que caras ponen.

Resulta muy fácil de hacer pero os aconsejo ver el vídeo que os dejo abajo para que no os asustéis y con esta cantidad dan para muchos trozos, yo emplee azúcar moreno que es el que tenía en casa y sino tenéis colorante negro podéis usar tinta de calamar, es lo que se usaba antes y una vez enfriado no tiene sabor ni olor a calamar o parecido.

Otros años os puse la receta del roscón tradicional y del roscón a la vieja usanza que hago yo pero este año la verdad es que no tengo muchas ganas de andar con masas a vueltas y por eso os dejo esta receta porque se la propuse de reto a Rui de Faz e Come como reto semanal y me entro el gusanillo de hacerla yo misma.



Carbón dulce



Ingredientes:
Para la glasa:
200 g de azúcar glas
1 clara de huevo
5 gotas de limón
Colorante negro

Para el almíbar:
750 gr. de azúcar
250 ml. de agua

Preparación:

Preparamos una caja forrada con papel de horno donde vamos a enfriar el carbón.


Empezamos elaborando la glasa:  Mezclamos en un cuenco la clara  junto el azúcar glas y le añadimos las gotas de zumo de limón y removemos bien con una varilla o tenedor hasta que espese, le añadimos unas cuantas gota de colorante negro. Reservamos

 En un cazo ponemos a calentar el agua con el azúcar a fuego medio mezclandolo, dejándolo hervir a una temperatura de 127º (punto bola blanda)  seguimos removiéndolo bien todo hasta que espese y se forme un almíbar. Punto bola es cuando echas unas gotas de almíbar encima del mármol y con las yemas de los dedos húmedos puedes empezar a formar hilillos.

Añadir la glasa que tenemos reservada. Remover hasta que se forme espuma. Enseguida va a subir y de repente volverá a bajar.
Seguimos removiendo hasta que vuelve a subir y en este momento volcamos la mezcla en la caja.

Nos subirá y de repente se bajará. dejamos enfriar y listo para partir.

Os dejo este vídeo donde podéis ver como es todo el proceso:




Espero que os guste y os animéis a probarlo. Lo más sorprendente es que no resulta muy dulzón, y se deshace en la boca.


Comentarios

  1. Ummmmm que rico, parece sencillo de hacer, te ha quedado perfecto me encanta, que sepas que tomo nota
    Besos
    Feliz 2014

    ResponderEliminar
  2. que ricooo, yo quiero un pedazoooo.
    besitos noe

    ResponderEliminar
  3. Que curioso Rocio me gusto verlo =)
    Nunca recibí carbón igual porque llevaba colorante jjjjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Hola guapi, ayer lo vi por primera vez y me dejó anonadada, no sabía que se podía preparar de forma tan sencilla.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  5. Qué ganas de probarlo! parece verdadero carbón!!

    ResponderEliminar
  6. jolie recette à tester
    bonne soirée

    ResponderEliminar

Publicar un comentario