viernes, 29 de noviembre de 2013

Presentación del video de los parquistas de Carril

Ayer fue un día intenso en lo que se refiere a actividad gastronómica: presentación de un vídeo donde nos relatan las duras jornadas que tienen los parquistas de Carril para recoger las codiciadas almejas y por la tarde un par de cursos y grabación de un proyecto con la universidad de Santiago.

Pero vamos por partes, primero os muestro la degustación con almejas después del visionado del documental.
Foto: La Agrupación Parquistas de Carril os recuerda a tod@s que mañana a las 18:00 se proyecta el documental "Hecho a mano.Historia de una profesión"  en el Gato Negro de Carril.Os esperamos allí.

Primero aclarar que la almeja de Carril no es un tipo de almeja sino un sitio concreto de la Ría de Arousa donde se cultiva y recoge almeja: fina, babosa y japónica.


Por muchos es conocida la almeja de Carril, normalmente almeja babosa que se cocina de forma tradicional a la marinera y que tan buena esta.

Cocinadas por el equipo de  Auga Mareira pudimos degustar los siguientes platos:

Almejas al natural con Auga Mareira y granizado de limón



Almejas a mariñeira:


Almejas en salsa de codium:

Pan Mareiro:

Las almejas son habituales en muchas celebraciones gallegas y tenemos la suerte de tener el mejor marisco en nuestras rías y poder consumirlo con garantías por eso es fundamental que como compradores nos aseguremos que realmente si nos venden almeja gallega sea gallega, puede ser más cara pero ganamos en sabor, en calidad y en rendimiento culinario.

Os dejo el enlace al tutorial donde os explico como diferenciar los diferentes tipos de almejas: http://cocinademiabuelo.blogspot.com.es/2012/09/tutorial-almejas-gallegas.html

jueves, 28 de noviembre de 2013

Jornadas cochinillo Asador Soriano ( Vigo)

En Galicía no es habitual encontrar sitios donde te preparen buenos cochinillos asados y cuando te invitan a probar unas jornadas sobre este producto es difícil decir que no. Por eso agradezco al Asador Soriano de Vigo la invitación, estas jornadas son hasta este domingo  pero a lo largo del año hacen más jornadas de temáticas diferentes y catas comentadas.  Ahora también tienen una de caza que con lo cual ya voy anotando en agenda.

Mostrando cochinillo-asador-soriano.png
Pero vamos a lo que nos gusta, los manjares que degustamos mientras el cochinillo se terminaba de asar en horno de leña


:

 Para picar un jamón ibérico bellota, mi perdición culinaria, es que es ver las lonchas de jamón con esas vetas, ese colorcillo, ese aroma y algo se enciende en mi cerebro que dice: come, come, come, ... y que bueno estaba

PAN: lo pongo en mayúsculas porque para mi es importante que en una buena comida el pan sea de calidad y excelente. Un mal pan me puede arruinar una comida. Soy "panera" de nacimiento y es en algo que me fijo mucho. Nos pusieron unos bollitos de pan de trigo con centeno que me gustaron mucho.


El menú nos lo variaron un poco para que pudiesemos probar su Pulpo a la brasa. Estaba en su punto y lo sirvieron con brasas lo que permite que el pulpo se mantenga caliente.


Continuamos con unos Judiones de la Granja. Bien cocidos, en su punto con una salsita espesa y con muchos tropezones como debe ser.


Y turno del cochinillo. Decir que la piel estaba super crujiente y la carne muy jugosa, venia acompañado de patatas panadera. Pura delicia.



Y después de un buen cochinillo nada mejor que probar un poco de Buey con patata asada y alioli.




Y que menos que acabar que con una filloa rellena de nata y con chocolate.

Y por supuesto un cafécito y la mejor compañía hicieron esta comida un lujazo, que aunque ayer no os dije nada mi madre celebraba que hace unos cuantos años la convertí en madre primeriza y claro esta comida fue al antesala perfecta para comenzar las celebraciones, :).

Graciñas al Asador Soriano de Vigo por la invitación y por poder disfrutar de estos manjares me da pena no poder ir el viernes a la cata que celebran pero toca trabajar.
Si queréis ver todas las jornadas que hacen esta es su web: http://www.asadorsoriano.com/

martes, 26 de noviembre de 2013

Salmonete con arroz cremoso y shiitake

Sin darme cuenta este año se me está escapando de las manos, los días se me van entre los dedos sin que las horas me permitan que me parezcan que tienen 180 minutos en vez de 60. Estamos a finales de noviembre y parece fue ayer cuando estaba disfrutando de los paseos por la playa y no sorprendiéndome de que en alguno sitios ya cuelguen adornos y luces de navidad. No se a vosotros pero a mi se me escapan los segundos.

Pero vamos con la receta de hoy que combina el pescado con las setas y el arroz. Un plato contundente que os llenara no solo de sabor el paladar sino el estomago con lo mejor del mar y de la tierra.


Salmonetes con arroz cremoso y shiitake





Ingredientes 
1 salmonete por persona
80 gr de arroz por persona
8 - 10 shiitake por persona
un trozo de queso Arzúa- Ulloa
pimienta negra
aceite de oliva
caldo de verduras o pescado, en su defecto agua
1 cebolla pequeña.
sal

Preparación:

Ponemos en una cacerola un poco de aceite de oliva con la cebolla bien picada, cuando la cebolla empiece a ponerse transparente le añadimos el arroz. Removemos y vamos añadiendo caldo o agua poco a poco, ( si el caldo tiene sal no añadir más al arroz, sino tiene sal añadimos un poco al arroz). Pasados 12 minutos le añadimos los shiitake en trozos y dejamos que se acabe de cocer el arroz otros 5 minutos. Retiramos del fuego y añadimos un poco de queso Arzúa-Ulloa cortado en trozos, mezclamos todos bien para que se derrita el queso. Reservamos.

Limpiamos los salmonetes que vamos a filetear, las espinas las reservamos para hacer un caldo.
Ponemos los filetes en un plato y echamos unas gotas de aceite de oliva y cubrimos con un film. Metemos al micro 1 minuto.
Sacamos del micro y ponemos a calentar una sartén antiadherente con unas gotas de aceite y cuando este bien caliente ponemos el pescado por la parte de la piel para que se tueste un poco, como máximo un minuto para que el pescado no se seque.

Emplatamos poniendo el arroz con shiitake en el fondo de un plato y molemos un poco de pimienta negra por encima. Colocamos encima los filetes de salmonetes y echamos el jugo que nos quedo en el plato de meter en el micro por encima y unas escamas de sal.

Servir caliente.


Buen provecho.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Taller de cocina en MonÇao (Portugal)

El martes 10 de diciembre en MonÇao ( Portugal) junto a Rui Ribeiro vamos a dirigir un taller de cocina gallego-portuguesa bajo el nombre "Cocina de ambas margenes del Miño" y donde se cocinaran platos de ambas márgenes del río Miño pero con un toque más contemporáneo.
Al final del taller degustaremos los platos cocinados.




No os perdáis este interesante taller y nos vemos el día 10 a las 19:00 h.


domingo, 24 de noviembre de 2013

Galo Piñeiro con salsa de uvas negras

Como sabéis en mi casa se crían gallos de Mos, raza autóctona gallega, pero hoy voy a mostraros otra raza autóctona gallega y la receta con la que participe en un concurso de cocina y quede finalista.
Además como se acercan las navidades esta receta os puede servir para las fiestas y por supuesto cocinar con razas autóctonas hará que vuestras comidas ganen en sabor y en calidad.

Estos gallos al igual que los de Mos se crían en libertad y sin pienso lo que hace que su carne no tenga apenas grasas y estén más musculadas. Fijaos que apenas tienen cresta, esto es importante para identificarlos una vez sacrificados y sin plumas. Las fotos se las debo a Marcos de Souto de Herville.











Galo Piñeiro con salsa de uvas negras



Ingredientes:

1 gallo piñeiro troceado
1 cebolla
1 puerro
1/2 copa de vino albariño
200 ml de nata
2 tomates maduros
1 kg de uvas negras o tintas
aceite de oliva
pimienta negra en granos
sal

Preparación:

Doramos los trozos de gallo en un poco de aceite de oliva y cuando empiece a coger color añadimos la cebolla y el puerro troceado. Dejamos que se doren un poco y añadimos el tomate. Dejamos cocinar un par de minutos y añadimos la mitad de las uvas negras y la copa de albariño. Añadimos un poco de sal y unos granos de pimienta.
Cubrimos de agua y dejamos cocinar a fuego lento durante 30 minutos.

Pasado este tiempo retiramos los trozos de gallo y añadimos la nata. Trituramos la salsa y pasamos por un colador o un chino para evitar que la salsa tenga pepitas, volvemos a poner al fuego para que nos espese. Cuando empiece a espesar metemos los trozos de gallo en la salsa. Dejamos a fuego bajo durante 10 minutos. Retiramos del fuego y dejamos reposar.

En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y cuando este caliente añadimos el resto de uvas negras que saltearemos hasta que queden bien doradas.

Emplatamos: ponemos los trozos de gallo en una fuente y salseamos por encima. A un lado ponemos las uvas negras salteadas.
Servimos caliente y podemos acompañar de arroz cocido, de patatas fritas o cocidas, de ensalada,..

Buen domingo y buen provecho.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Risotto de boletus con huevo

Aunque ya la temporada de boletus empieza a terminarse tengo la suerte de tener unos pocos conservados en aceite lo que me va a permitir cocinarlos durante algún tiempo más pero hoy os traigo una de mis recetas más habituales en esta época: un arroz cremoso con las setas que voy recogiendo.


Risotto de boletus con huevo



Ingredientes para 2 personas

125 gr de arroz bomba o carneroli
3 boletus grandes
4 huevos
100 gr de parmesano rallado u otro queso que os guste
aceite de oliva
1 cebolla
pimienta negra
caldo de verduras, en su defecto agua ( use el caldo de hidratar unos boletus secos)
sal


Preparación:

Ponemos en una cazuela un poco de aceite de oliva y añadimos la cebolla bien picada, dejamos que se dore e incorporamos el arroz. Removemos para que el arroz se tueste un poco y vamos añadiendo poco a poco el caldo de verduras o el agua.
Si añadimos agua tendremos que echar sal y rectificar si fuese necesario.
Vamos removiendo a medida que vamos echando el caldo de verduras hasta que el arroz este cocido, sobre unos 18 minutos.
En una sartén salteamos los boletus con un poco de aceite de oliva que incorporaremos al arroz 5 minutos hasta de que este cocido para que se vayan mezclando los sabores. Mezclamos bien y añadimos el queso rallamo y molemos un poco de pimienta negra al gusto.
Retiramos del fuego y dejamos reposar un poco.
Freímos los huevos.

Emplatamos colocando el risotto en los platos y encima los huevos fritos.

Buen provecho.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Lasaña de carne y boletus

¿Quien se puede negar a una buena lasaña? Creo que muy poca gente y si lleva boletus es casi impensable decir que no a un buen trozo.
Pues esta es la propuesta de hoy una lasaña de carne a la que le he añadido unos boletus que tenía en aceite de los que recogí hace unos días.
La preparo de forma distinta a lo habitual para restarle un poco de hidratos que ya lleva bastantes.


Lasaña de carne y boletus



Ingredientes para 2 personas:

6 placas de lasaña, use de la verde
300 gr de carne picada de ternera
boletus en aceite
pimientos rojos en tiras
queso rallado al gusto ( use una mezcla de Arzúa - Ulloa y un San Simón Dacosta
1 vaso de leche
1 cuchara de maicena
salsa de tomate
1 cebolla
2 dientes de ajo
pimienta negra
nuez moscada
aceite de oliva
sal

Preparacion:

Cocemos las placas de lasaña según nos indica el paquete. Reservamos.

En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y añadimos los dientes de ajo bien picados y la cebolla bien picada, cuando empiece a dorarse añadimos la carne picada y dejamos que se cocine y añadimos un poco de sal. Reservamos

Preparamos una bechamel ligera diluyendo la maicena en la leche y la ponemos al fuego hasta que empiece a espesar y rallamos un poco de nuez moscado. Reservamos

Montamos la lasaña: colocamos en el fondo de una fuente de horno un poco de salsa de tomate. Encima colocamos dos placas de lasaña y rellenamos con la mitad de la carne picada y unos  trozos de boletus. Colocamos otras dos placas de lasaña y repetimos añadiendo el resto de la carne picada y unos boletus. Molemos un poco de pimienta negra.
Colocamos las otras dos placas de lasaña y encima ponemos unas tiras de pimientos asados. Cubrimos con la bechamel y encima tapamos con el queso rallado.



Metemos al horno a 180º durante unos 10 minutos hasta que el queso se nos empiece a dorar. Retiramos y servimos caliente.


Buen provecho.

martes, 19 de noviembre de 2013

El Ermitaño ( Benavente)

Hacía años que no iba a Madrid en coche ya que las últimas veces lo hice en avión y me acorde de aquellas paradas a comer en los pueblos de Castilla que tenían como reclamo sus asados siendo habituales las paradas en Benavente o Tordesillas y en este último viaje la parada fue en Benavente.

En Benavente se encuentra El Ermitaño, restaurante que visite por primera aunque hacía tiempo que era rara la semana que no me hablaban de este local y de Pedro Mario, su cocinero. Pues llego el día de probar los manjares. Nos dejamos aconsejar por Pedro que nos preparo un menú degustación

Foto sacada del facebook de El Ermitaño
El restaurante esta en una casa señorial a las afueras de Benavente, casona que conserva su encanto de antaño y donde dentro hay diferentes salones para disfrutar de sus menús y además que conserva una capilla datada en 1775 y que se conserva estupendamente.
El café y las copas se toman relajadamente en la buhardilla de la casona donde en un espacio amplio y cómodo se te pasa la tarde volando.
No hubo tiempo para fotos en el exterior pero estas quedan para una visita futura.



Vamos con el menú que nos sirvieron, un menú de temporada donde la gran protagonista fue la caza.

 Entrante de crema de quesos, una textura muy jugosa, lo probé pero ya sabéis que yo con el queso de cabra no puedo, a pesar de eso me gusto la cremosidad.


Para hacer boca nos tomamos una cerveza negra artesana, buenisima, a mi me recordó sabores a uvas catalanas negras que las tengo en la huerta, que son muy arómaticas y sabrosas.

Rollitos de cecina, foie y salsa de membrillo, sorprendente combinación de dulce - salado donde la cecina reduce el dulzor del foie y de la salsa de membrillo.

Ya nos cambiamos a un tinto de bodega recomendado por Pedro Mario y que maridaba perfectamente con los platos que nos esperaban.

Steak tartar de potro, buen corte de la carne, para mi gusto le sobraba un poco de cebolla y le echaría un poco de pimienta para hacer contraste con el dulzor de la salsa.



Guiso de garbanzos con sepia y boletus. Guiso típico mar y montaña pero lleno de sabor.

Pargo con oreja de judas y ñoquis de patata. Excelente, increíble textura del pescado y de la oreja de judas con un caldo buenisimo, para mi de lo mejor.


Risotto de boletus con corzo, el corzo estaba en su punto y el risotto excelente que con el caldo ganaba en sabor y aroma.



Helado de manzana reineta con crema de pera, trozos de manzana y té de canela. Sabrosa combinación donde los sabores de las frutas se reconocían en la primera cucharada y que el te a la canela intensificaba.



El bosque de Otoño, un postre realmente delicioso, con un helado de castaña que estaba en su punto de dulzor y que con la salsa de toffe adquiría un punto de dulzor para mi gusto justo, sin ser excesivo. El conjunto es una alegoría a los sabores que encontramos en otoño en los bosques como las castañas, las setas.



Comida exquisita, sobretodo para los paladares más dulzones que a pesar de lo que pueda parecer la comida me resulto más dulce que los postres, los postres en su justa medida de dulzor y a la comida en algunos platos eche de menos un toque de pimienta o un elemento que le aportase frescor, detalle que comente con  Pedro Mario y que amablemente se ofreció a traerme otros platos pero como es cuestión de paladares  dije que no. Y es que llegue a Madrid y esa noche no cene, estaba super llena. Pero se agradece mucho que puedas comentar con el cocinero este tipo de cuestiones y a pesar de  diferencias en los paladares da gusto encontrarse con esa comprensión y hablar de gastronomía. Un buen punto a favor del restaurante y de Pedro Mario.

Y aquí una foto del huerto que poseen sacada desde la ventana de la buhardilla

Si vais o habéis ido encantada de escuchar vuestras opiniones y mientras voy mirando mi calendario para volver en primavera para probar los nuevos platos de temporada.

Y no puedo dejar de mencionar que me han encantado las teteras que usaban para servir los caldos, que me encanta este tipo de menaje no es ningún descubrimiento y las que utilizan en este restaurante son preciosas.