Vendimia 2013. Parte II

Continuamos con la vendimia después de unos días sin poder vendimiar por culpa de las lluvias empezamos la semana en la viña.

Yayo el lunes fuimos a vendimiar a Rial y este año de esa viña se recogieron 100 cajas de uvas, que ya se que a ti te gusta llevar la cuenta de lo vendimiado para comparar con años anteriores aunque el año pasado no fue bueno este año volvió a ser un buen año.
El grado alcohólico estaba sobre los 12,3º que para este año estaba bien y allí nos fuimos tijera en mano.

Este año incluso las cepas nuevas y las "porbaixas" han estado en plena producción. Las "porbaixas" es un método de reproducción de cepas, para ello en tiempo de poda una rama de la vid se baja y se entierra dejando que sobresalga la punto, esto hará que en un par de años enraíce y tengamos una vid nueva lista para trasplantar.


También hemos vendimiado en Gondar, tanto el tinto como el albariño. Este año no hemos tardado tantos días en la vendimia pues el tiempo apremia.

Y una vez vendimiado toca llegar a la bodega y manos a la obra.
Primero "estrujando" las uvas en la "estrujadora" donde las uvas pasan por unos rodillos que hacen que la uva se rompa para que suelten el zumo.


Y estas uvas se dejan unas horas en la tina, nosotros no las dejamos más de 12 horas, evitando que así el mosto fermente con los pellejos de las uvas, lo que haría que el mosto cogiese mucho color.
La primera fermentación la hace el mosto ya en el barril.


Y pasado este tiempo vamos a sacar el mosto y separarlo de los pellejos, pero eso os lo cuento mañana, vamos a dejar reposar un poco y vamos a merendar que bien merecido nos lo tenemos y Yayo además este año te hice una de tus empanadas preferidas la de maiz y pulpo, :)


Y así se quedan las viñas después de la vendimia, sin uvas y esperando a que las hojas se vuelvan amarillas y se caigan para quedarse desnudas esperando a que pase el invierno y vuelvan a brotar en primavera.


Aunque el año pasado el Yayo ya no fue a las viñas sabía que al llegar a casa estaba allí para que le contase los detalles y llevar el recuento de cajas y más o menos ya sabía los litros que se iban a hacer ya que los dos anteriores aún enfermo el quería vendimiar pero como no podía se quedaba debajo de las viñas controlándonos y ejerciendo de bisabuelo. 

Y Yayo te tengo que contar lo que nos paso este año con los nueces, pero lo dejo para más adelante que tiene miga el asunto.

Comentarios

  1. Buen reportaje Ro, la verdad es que este año con la lluvia que ha caído..no sé como quedará el vino, pero amén de eso, me ha encantado tu entrada.
    Un beso princesa!

    ResponderEliminar
  2. Un reportaje la mar de chulo Rocío, si lo ve mi padre se me muere del pobre de envidia, este año fatal hija.

    bicoss

    ResponderEliminar
  3. Una entrada emotiva y con muchos recuerdos ...habeis tenido que trabajar duro se ve ina viña muy grande , la uva muy sana ..el vino saldrá buenisimo ...besos

    ResponderEliminar
  4. que homenaje tan emotivo y bonito! biquiños !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario