domingo, 20 de octubre de 2013

Lasaña de boletus y calabaza

Aromas y colores de otoño ya empiezan a inundar las cocinas y las despensas. En mi caso ya hemos recogido el maíz y las calabazas y ya puedo empezar a salir al monte a por setas.

Y hoy ya que es domingo aprovecho para traeros una receta otoñal y que en mi casa es un éxito. Al Yayo le gustaban las setas y cuando mucha gente de su edad y más jóvenes el decían que como comía las setas, el siempre respondía:

- Si Rocío las come porque no voy a comerlas yo, además solo comemos de las que nos gustan.

La verdad que cuando empece en el mundo de la setas nunca puso reparos para probarlas a pesar de que aquí mucha gente es reticente pero siempre procuro que la gente pruebe cosas nuevas, pero primero prueban y después preguntan que llevan nunca antes sino ya ponemos el NO por delante.

Al llegar del monte el Yayo siempre iba a la cesta a mirar y al ver boletus enseguida decía:

- Yo quiero de esas gordas.

Siempre dijo que para él las más ricas eran las gordas, no sabía el nombre pero en el plato si que las diferenciaba. Aún recuerdo el día que fue al monte para traer lo que aquí llamamos "broza": hierbas secas, tojos, matorrales pequeños que se cortan en el monte y sirven para echarle a los animales para que en invierno las cuadras no se encharquen y lo que no van comiendo es lo que se va a convertir en abono para las fincas.
Pues ese día me trajo media docena de boletus, el más grande era un edulis espectacular y me viene al salón preguntandome si eran comestibles y cuando le digo que si que eran de las que a él le gustaban va y me dice:

- Pues ya tienes para la cena de esta noche.

A partir de ese día, aunque no conocía las setas, cuando veía setas como las que yo traía para casa me las traía para que las identificase y si eran comestibles ya me quedaba claro lo que tenía que hacer.

Pero la receta de hoy no solo tiene boletus de los que les gustaban al Yayo sino que también tiene calabaza, otro producto del que ya os contaré otra historia.

Lasaña de boletus y calabaza







Ingredientes

Placas de lasaña
boletus ( use unos que ya tenía en aceite)
calabaza
cebolla
salsa de tomate
queso rallado
leche
harina
aceite de oliva
pimienta negra
nuez moscada


Preparación:

Cocer las placas de lasaña según nos indican en el paquete.

En un sartén ponemos un poco de cebolla picada con aceite de oliva y ponemos a pochar, cuando este pochada añadimos la calabaza cortada en tacos y dejamos que se fría y vaya cogiendo un poco de color tostado.
Añadimos los boletus, si son frescos dejamos cocinar un par de minutos, si son en aceite los añadimos escurridos. Añadimos un poco de sal y molemos un poco de pimienta negra recién molida. Retiramos la mezcla a un plato.

En la misma sartén ponemos un poco más de aceite y un par de cucharas de harina, dejamos que la harina se cueza un poco en el aceite y vamos añadiendo leche poco a poco hasta obtener una bechamel ligera y le molemos un poco de nuez moscada. Reservamos.

Montamos la lasaña: ponemos un poco de salsa de tomate en el fondo para que no se nos pegue la primera placa de lasaña que ponemos en el fondo.
Encima ponemos la mitad del sofrito de calabaza y boletus, colocamos otra placa de lasaña y añadimos el resto de sofrito de calabaza y boletus. Cubrimos con otra placa de lasaña y cubrimos con la salsa bechamel.
Espolvoreamos el queso rallado.

Metemos a gratinar durante 5 -10 minutos, depende del gratinador, hasta que el queso este dorado.
Retiramos y servimos caliente.

Buen provecho y buen domingo.



11 comentarios:

  1. Se ve muy irrwesistible me gusta mucho este plato ,abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Tiene un aspecto buenísimo. Lo malo es que tiene dos de los ingredientes que menos me gustan :-(
    Pero para a quien les gusten sin duda es una manera diferente y original de preparar una lasaña.
    Un besín,.

    ResponderEliminar
  3. ficou com um aspecto bem delicioso
    bjs

    ResponderEliminar
  4. Hace siglos que no como lasaña y nunca l a he probado así :P Tomo nota :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  5. Precios historia hay los abuelos cuantas historias tenemos que contar de ellos !! Yo tuve la suerte de conocer a mis cuatro abuelos y cada uno era distinto !! Pero ninguno identificaba setas ..eran mas de ciudad que de monte !! Tu tienes mucha suerte tambien estare atenta para la proxima historia clabazas adoro las calabazas por eso que tomo buena nota de tu lasaña que no sólo esta rica sino que tiene una pinta estupenda !! ufss me comia un poquito solo un poquito para cenar !! un besete
    mila

    ResponderEliminar
  6. Querida Rocío, qué lindos recuerdos de tu Yayo, siempre me da una ternura inmensa leerte haciendo estos recuerdos, ya sabes, el Yayo se hacía querer tremendamente. Me lo imagino llegando del monte con sus setas esperando a que se pudieran comer y tu las guisaras tan sabrosas. Esta lasagna es toda una proeza, debe ser fantástica con la calabaza y las setas, no le falta nada! besitos

    ResponderEliminar
  7. Una receta bueníssima y de temporada...sensacional.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Una lasaña con un sabor otoñal estupendo, me gusta mucho.Besines

    ResponderEliminar
  9. QUE BUENA PINTA....y una presentación muy currada. Me encana cocinar con productos de temporada.

    ResponderEliminar
  10. Que rico debe estar, me encanta como te ha quedado en ese perolito. Besos

    ResponderEliminar
  11. Rocio, que suerte con tu Yayo. Y él contigo. Esas fotos con esa lasaña esperando a ser comida, hummm.
    Riquísima debe estar.
    Saluditos.

    ResponderEliminar