Desgranando maíz

Ayer 17 de mayo fue el primer festivo que pase sin el Yayo y en ese día siempre hacía algún plato especial para abrir una botellita de un buen tinto para los dos. En Galicia festejamos el Día de las Letras Gallegas.
Aunque en breve vendrán otras celebraciones donde se notara su falta, como el cumpleaños de la bisnieta pequeña, celebraciones por las cuales salía de casa sin problemas y siempre iba de buena gana, pues por los peques de la familia se recuperaba.

Por ello hoy quiero hablaros de una faena del campo como es el desgranado del maíz que en Galicia llamamos a esto "desbullar". Labor de la cual se ocupaba el Yayo en las tardes lluviosas del invierno se sentaba en la cocina con su capacho de espigas a desgranarlo mientras miraba la tele y así se pasaba la tarde y cuando llegaba el verano y si aún quedaban espigas se desgranaban con una máquina inventada para tal acción. Las primeras las fabricó mi hermano pequeño con un motor de lavadora y un banco de madera y la actual sigue teniendo un motor reciclado pero la estructura metálica la hizo un herrero. El maíz  ha de estar bien seco para desgranar y poder almacenarlo, sino esta seco cuando se guarde desgranado en barriles herméticos o bien cerrados fermentará debido a la humedad que tenía.

Empezamos explicando la forma tradicional, a mano, como lo hacía el Yayo y mi madre antes de tener las máquinas. Se cogía una espiga y se frotaba una con la otra hasta que quedaba sin granos. Una vez que tenemos el primer carozo, en gallego carolo, sin granos es el que vamos a usar para ir desgranando el resto de espigas. Y así una a una.


Y aquí como lo hacemos actualmente, en la última máquina que hicimos para esta labor.
Se trata de una estructura con motor que dentro tiene unos hierros dentados que hace que el grano se separe del carozo y por un lado sale el maíz y por el otro el carozo ya limpio.




Metemos el carozo por la parta superior, si este es muy grueso lo que hacemos es lo metemos hasta la mitad y luego lo retiramos, le damos la vuelta y lo volvemos a meter y ya la máquina lo aspira y lo pasa por los hierros dentados.



Y aquí vemos como sale por un lado el maíz, el grano, y por el otro el carozo ya limpio.




Y con el grano vamos llenando los bidones o barriles que nos servirán para tener maíz hasta que se pueda desgranar la próxima cosecha y con este maíz lo molemos y le damos de comer a las gallinas, a los conejos y al cerdo, pero esto os lo explico en otro post como lo hacemos.

Y con los carozos limpios los metemos en sacos y los guardamos para utilizarlos cuando hacemos brasas para asar las sardinas, el churrasco, ... o cualquier otro alimento a la brasa e incluso para encender la cocina de hierro.

En las casas de campo hay que buscarle la utilidad a todo y poco se puede tirar.


Siempre os mostraba como se sembraba y como se recogía el maíz y espero que con el post de hoy os ayude un poco más a tener claro el ciclo del cultivo de maíz y ahora falta su procesado, es decir, la molienda para convertirlo en harina, pero eso lo dejamos para otro día.

Disfrutad del sabado y del finde.

Comentarios

  1. curiosa la maquinita de desgranado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Que recuerdos me has traido con esta entrada, Rocío. Y eso que mis abuelos no tenían esa máquina, o al menos yo no la recuerdo. Que tiempos, hija.

    bicos nena

    ResponderEliminar
  3. Hoy me has hecho emocionarme, tu has recordado al yayo, pero yo he visto a mi padre sentado en la cocina, delante de la tele y con la misma labor. Con sus tarucos y sus panoyas.......le entretenía mucho, y aveces abria una pocos para que sus nietos siguieran, que feliz era teniendolos sentados a su lado. El también compró una maquina, pero nunca la uso.......decía que así no se entretenía.

    ResponderEliminar
  4. Nunca he visto hacer este trabajo.
    Me ha encanto que lo hayas explicado.
    El yayo te enseño cosas bonitas :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Ay como me gustaba a mi debullar cuando era pequeña!! Y mi abuela encantada, porq era faena que le quitaba a ella jeje. Nosotros también teníamos una maquina que de tantos años que lleva en casa, ya es casi como de la familia, pero no se parece en nada a la vuestra. La nuestra era de manivela y tenia un recipiente de madera donde se iba cayendo el maíz y almacenando hasta que había bastante. Recuerdo que a mi me encantaba meterme allí dentro cuando estaba llena y ponerme a jugar con los granos de maíz. Mas tarde mi marido hizo otra maquina, también con un motor de lavadora. Y es que como tu dices, en Galicia no tiramos nada!!

    ResponderEliminar
  6. LAS FAENAS DE CAMPO ANTES ERAN MUY DURAS, PERO AHORA LA TENEMOS MÁS FÁCIL CON ESTOS INVENTOS, QUÉ GENIAL. UN BESITO ROCÍO Y ¡SALUD POR EL YAYO!

    ResponderEliminar
  7. Nunca vi éste proceso y menos con máquinas tan ingeniosas ....la madre de mi maridop para hacer la harina al lo llevaba al molino que tienen cerca de una finca que ahora es de LUIS.Desde pequeña en Arcade iba a comprar harina al molino que habia en el pueblo y ahi es donde vi moler .Desgranar nunca lo hice ....es un trabajo que antiguamente se compartia al recoger la cosecha y se hacia colaborando entre todo el pueblo ,muchos besos ROCIO .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario