lunes, 13 de mayo de 2013

Carrillera de cachena al mencía

Desde que descubrí las carrilleras hace algunos años es raro que cada pocos meses no caigan  algún fin de semana en casa y además ahora que las consumo de nuestras razas autóctonas gallegas el placer gustativo es inmenso.

Fáciles de preparar pero que llevan su tiempo y así conseguir esa melosidad a la hora de comerlas  y no puede faltar un buen vino tinto para acompañar. Este era uno de los platos homenaje que el Yayo y nos dimos unas cuantas veces, eses domingos en que la comida se alargaba y después solo nos quedaba echarnos una buena siesta, sin más complicaciones, sin más preocupaciones.



Carrillera de Cachena al mencía





Ingredientes para 2 personas:

2 carrilleras de Cachena bien limpias.
1 cebolla
2 tomates pequeños maduros
2 zanahorias
1/2 l de D.O.Valdeorras, mencía.
1 pimiento rojo
sal
pimienta negra
aceite de oliva
Para acompañar: patatas fritas.

Preparación:

En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva y añadimos la cebolla picada en trozos y el pimiento troceado y dejamos que se frita un poco. Añadimos el tomate y la zanahoria troceada y dejamos cocinar un par de minutos.
Añadimos las carrilleras bien limpias, dejamos que se cocine un poco por los dos lados y añadimos el mencía y un poco de agua, tiene que quedar todo bien cubierto de líquido.
Dejamos cocinar a fuego lento durante una hora, vamos revisando que no se quede sin caldo, sino añadimos un poco de agua más, con la cazuela tapada.
Pasado este tiempo añadimos la sal y un poco de pimienta negra recién molida.
Pasamos a un bol los trozos  de las verduras con un poco de caldo y trituramos todo hasta obtener una crema. Añadimos esta crema otra vez a la tartera y dejamos cocinar unos 5 minutos más.
Pinchamos las carrilleras y si vemos que ya están bien cocidas retiramos la cazuela del fuego y dejamos reposar unos 5 minutos,


Emplatamos poniendo una carrillera por plato y acompañando con las patatas fritas y salseamos con un poco de salsa.
Servimos bien caliente.

























Para disfrutar de estas carrilleras al mencía nos decantamos por un vino que desde que lo descubrí me cautivo, se trata de un tinto elaborado con la variedad Brancellao de la Bodega Alan de Val: A Costiña. 


D.O.: Valdeorras
Región:
 A Rúa (Ourense)
Variedad: 100% Brancellao
Cosecha limitada 1100 botellas.Numeradas. Envejecido 9 meses en barrica
Maridaje: Carnes rojas, guisos y caza menor 
Cata:En vista es un vino de color rubí intenso. En nariz mezcla de aromas de confitura de frutas rojas y regaliz con notas florales de violeta y flor de almendra. En boca es amplio, con magnífica acidez, con un final seco.

 En el siglo XVIII el Brancellao era la variedad principal en las vides rojas, pero después del ataque de oidio (1850) casi desapareció.Actualmente casi todo se encuentra en antiguos viñedos o en nuevos viñedos recuperados en las laderas del rio Sil. 
Como variedad antigua y diseminada que és, recibe muchos nombres además de Brancellao, casi todos derivados de la misma raíz :Brancello, Brancellán, Brencello... 

7 comentarios:

  1. Qué buena pinta que tiene. Me encanta tu bitácora. Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. Rocío, te han quedado deliciosas...mejor imposible!
    Un beso y espero que estés mejor.

    ResponderEliminar
  3. Estas carrilleras están para quitarse el sombrero.
    Un beso
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. uf Rocío, menuda delicia llevarse estas carrilleras a la boca. Un manjar , asi de claro, y tan jugosona que te ha quedado es que es para morirse del gusto nena.

    bicos

    ResponderEliminar
  5. Vaya colorcito que tiene, fabulosa.

    ResponderEliminar
  6. Rocio, que buenas nos encantan las carrilladas son tan melosas, y estan de muerte.
    Besitos.

    ResponderEliminar