86 días de Reyes.

Quizás esta sea la entrada más complicada de escribir y no porque me lie con técnicas raras o cocciones nuevas o decoraciones comestibles enreversadas es simplemente porque mientras la escribo sentada en el sillón al lado de la cama del hospital del Yayo borro y reescribo varias veces.

Hoy el Yayo cumple 86 años, por un lado contentos, después de muchas batallas haber llegado hasta aquí pero pasarlos en un hospital no es de lo más agradable y menos cuando uno no esta bien.

Y si tenemos en cuenta que los sueros son insipidos ni un trozo de tarta se puede llevar uno a la boca.

Aunque hace unos días comentando el tema de los regalos de  Reyes de los  bisniet@s el Yayo decía que este año el no regalaría nada a los nietos pero si a los más pequeños, sus bisniet@s, que este año solo iba a recibir regalos.

Escribo esta entrada porque muchos en los últimos días me estáis preguntando como se encuentra y muchos también echáis de menos sus historias y aventuras. Y con ella quiero agradeceros todos los correos, mensajes, watsapp, llamadas, .... preguntándome como está.

Aún estando ingresado el humor no lo pierde y además tiene uno de sus entretenimiento favoritos: meterse con las enfermeras. Pues aún estando medio sedado saca esa retranca gallega cuando menos te lo esperas.

Esta lucha en unos días hará 4 años que comenzó, lucha en la que fuimos ganando batallas y en las que a pesar de tener todo en contra consiguió volcar la situación a su favor. Pero esa lucha se desarrollaba sobre un campo de batalla en el que la principal ventaja era la calidad de vida.

Desde que se jubiló el Yayo al reñirle por que no hacía falta que trabajase tanto, que se levantase  temprano para irse para la huerta o al monte a por comida para los animales el siempre nos decía
- Si me sacáis el trabajo me matáis.

Y así es, para él ocuparse de la huerta, de los animales, de la viña era su pasatiempo por la semana, en donde pasar las horas sin encerrarse en casa, que para eso llegaban ya los días de lluvia en otoño e invierno.

Ahora llegado este momento en el que su movilidad esta muy disminuida te acuerdas de esas conversaciones y de otras muchas en donde al final la moraleja era siempre la misma, no se puede ser egoísta con la vida de otra persona. Y es algo que últimamente le comento a muchas personas esta reflexión.

86 años que se dicen pronto pero como el Yayo dice hay que llegar a ellos, esa meta esta alcanzada con lo cual mañana celebraremos el 86+1, pasado el 86+2,.... y así hasta que la aventura cambie de escenario y se juegue en otros terrenos.

Muchas gracias y ahora vamos a ver con que nos sorprende el Yayo hoy que seguro tendrá más de una anécdota que ya os contare proximámente.

Ya que el Yayo no pierde el humor y para las fiestas el primero y sobretodo para reuniones de amigos donde se acababa cantando, porque aunque muchos no lo saben el Yayo tiene buena voz, cosa que yo no he heredado, y esta es una de las canciones que le escuche de pequeña cantar. Por lo que
PARABENS 


Comentarios

  1. Rocío sólo puedo, y quiero, mandarte ánimos. Deseando que el + vaya creciendo y acumulando días. Lo has escrito con una ternura que emociona. Rocío un enorme y cariñoso beso.

    ResponderEliminar
  2. Desearte lo mejor y sobre todo felicidades al yayo porque las merece de corazón.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Me quedo sin palabras Rocio,no sabia que estaba tan malito,ojalá pasen muchos dias+entre vosotros,un beso muy fuerte,ojalá esté pronto en casa !

    ResponderEliminar
  4. Rocio os mando mucho cariño y muchos ánimos para estos días y que no decaiga el buen humor de tú yayo ni de la familia y seres queridos, porque es lo más importante.
    Os mando un besazo enorme y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Os envio unha aperta enorme Rocío, miles de bicos e moito animo. Dalle da miña parte as felicidades ó yayo polo seu cumpleanos, e de corazón espero que pronto o podas ter na casa ó teu carón.

    Bicos ruliña

    ResponderEliminar
  6. Rocío, deseo todo lo mejor, ánimo y pronta recuperación a tu abuelo.
    Genial idea para recuperarse, ligar con las enfermeras. Es que el gallego es muy ligón. Me recuerda a mi tío, que vive es Trasmonte.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  7. Todo lo mejor Rocío, que disfrutes de cada momento¡ mil besiños y felicidades al yayo Feliz dia de reyes

    ResponderEliminar
  8. ROCIO:
    No te conozco, pero créeme si te digo que se por lo que estáis pasando. En Junio se fue mi padre con 89 y también era un hombre muy activo que me enseñó mucho y no hay día que no piense en el.Dale muchos besos a tu abuelo y que se recupere para que te siga cantando.
    Un besín muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Tiene la suerte de tener una nieta que sufre por él y le hace compañía.
    Besos
    Blanca de
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  10. Te envío mucho ánimo y un abrazo fuerte. El cariño que se le tiene a un abuelo es lo más grande que hay, al menos ese fue mi caso. Ojalá yo hubiera tenido a mi abuelo más allá de la niñez. Tu abuelo tiene mucha suerte de tenerte a su lado.
    Sonia

    ResponderEliminar
  11. Abrazalo mucho, seguro que no pide nada más...

    Besitos,

    ResponderEliminar
  12. Rocío, a nosotros nos pasaba lo mismo con nuestra tía abuela y disfrutó del campo hasta que no se pudo mover, aún con muletas se empeñaba en arrancar malas hierbas. Gracias por compartir las historias tan entrañables de tu Yayo. Mis mejores deseos para que se recupere y siga cumpliendo años con esa calidad de vida de la que tú eres parte importante. Besinos

    ResponderEliminar
  13. No sabía que había vuelto al hospital. Mucho animo y mucha fuerza, seguro que todos se la dais estando a su lado. Entiendo lo que hablas del campo y la huerta porque mi madre a puertas de los 80 está igual y eso con los huesos desechos de tanto trabajar pero es su vida y en el momento que la ves feliz.
    Darle las felicidades por su cumpleaños y desearle lo mejor
    Besinos

    ResponderEliminar
  14. Rocío, todo mi cariño para ti y el yayo.
    Besazos

    ResponderEliminar
  15. Rocío ...esta mañana he leido tu entrada y me he emocionado un montón, a pesar de la tristeza y preocupación es muy bonito. Disfruta de tu Yayo, que se recupere pronto... Un besazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  16. Me quedo muy muy triste Rocío ,muy muy triste. Siento mucho que estés en el hospital con el Yayo, no te puedo decir más. Te mando un gran beso y un abrazo. Muchas felicidades al abuelo y que lo paséis lo mejor posible...

    ResponderEliminar
  17. Mi querida Rocio, siento mucho que el yayo, este ingresado, tu entrada me ha emocionado, y la verdad que te puedo decir que tiene mucha suerte, de tenerte, se te nota por todos los lados como lo quieres, eso es un gran premio para el, que seguro se lo merece, desde aqui le mando todos mis deseos para que aunque no pueda tomarse ese trozin como decir vosotros en tu preciosa tierra, se lo pueda tomar junto a su querida familia en unos dias, se lo deseo de corazon. Un abrazo muy muy grande para ti, y para el

    ResponderEliminar
  18. Si pudiera pedir una cosa a los Reyes Magos sería que el Yayo (se merece empezar con mayúsculas) siguiera sumando días y días... Mis mejores deseos para toda la familia y lo siento por esas enfermeras!!!
    Un abrazo grande.

    Pilar

    ResponderEliminar
  19. Mis felicitaciones para el Yayo. Deseo de todo corazón que siga sumando y sumando días para que pueda seguir con sus anécdotas y cantándote sus canciones.
    Besitos y un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa! Entiendo perfectamente lo que estás pasando... Lo unico que me queda de mi padre, que hace 13 años que se murió, es mi abuelo o yayo como tu lo llamas. Hace quince días también estubiemos en el hospital con una angina de pecho y 90 años encima... y aunque todo el mundo se empeña en decir y repetir que ya tienen una edad, yo me niego a asumir que por el hecho de tener x años tengas que estar esperando el pasarte al otro lado... fijate si eso fuera cierto que mi padre se fue a los 40 años... Buff de este tema me cuesta mucho hablar, y la verdad, se que se siente, se lo que duele, que cosas pasan por la cabeza, pero se que no hay palabras de consuelo ni de aliento ya que a cada uno le duele lo suyo... Lo unico que te voy a decir, es que aquí estoy para lo que haga falta, que de estas cosas entiendo algo, y que si yo te contara las que llevo encima tú también me entenderías... así que mucho animo guapa! Y ya verás como el yayo también ganará esta batalla!!! Son unos duros Rocio, nada que ver con nosotros!! Un beso niña!! Animo!

    ResponderEliminar
  21. Ojalá que cuando leas esto tu Yayo ya esté bien del todo. Recuerda de hacerle un roscón en cuanto pueda probarlo, (no hace falta que sea día de Reyes).
    Mucho ánimo y feliz año.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario