martes, 9 de octubre de 2012

Setas

Habían caído unas gotas las noches anteriores pero por el día hacía calor y sol y estamos en octubre con lo cual significa que se dan las mejores condiciones para las setas.

Así que aprovechando que iba a salir a caminar cogí mis aperos micológicos ( cesta de mimbre y navaja con pincel) y la cámara y allá me fui a caminar por un monte no muy lejos de casa. Después de media hora trotando, subiendo y bajando pequeñas lomas, internandome  por la maleza pues hay por zonas que da pena ver el estado de como se encuentran los montes y sin embargo hay otras zonas que dan muchísima mayor pena al ver como la tecnología da paso a la destrucción de la primera capa de tierra de los montes donde se encuentra el musgo, especie protegida, los micelios de los hongos, ... y es que ahora muchas parcelas se limpian con las cadenas de los tractores lo que hace que todo quede arrasado, pero no todo puede ser perfecto. Antiguamente esta maleza compuesta de tojos y helechos se usaba para echar en las cuadras de los animales y así proporcionarles comida y un lecho caliente en invierno.

Y cuando pensaba que la tarde iba a quedar en un buen paseo empezaron a asomar las primeras setas y entre ellas os voy a mostrar las 4 más comunes de esta época.

ADVERTENCIA: nunca coger setas sino se conocen, y si lo hacéis que os revisen los cestos personas que si las conocen, las setas pueden causar la muerte y daños irreversibles en el cuerpo humano si se consume alguna tóxica.
Por eso solo os mostraré las más comunes, cuando alguna persona viene conmigo solo le muestro las más fáciles de distinguir, e incluso puedo pasar por delante de setas comestibles y decirles que no lo son para que no se confien  y así evitar males mayores.

Las primeras que encontre fueron los Cantharellus Cibarius, conocidas como cantarela o rebozuelo, son muy apreciadas y dan mucho juego en la cocina. Nunca aparecen sola, pues suelen estar en grupo.









 Esta es la parte trasera.

Pero también hay una similar que es la  Hygrophoropsis aurantiaca, denominada "falso rebozuelo" o "falsa cantarela" que aunque  es comestible carece de valor culinario y tomada en altas dosis tiene unos fuertes efectos laxantes.

Cerca de las cantarelas empezaron a aparecer los Lactarius deliciosus, también conocidos como níscalos  o rovellones.



Una característica es que cuando los tocas esa zona se vuelve verdosa y sueltan una tinta anaranjada cuando los cortas. Y es una seta que se agusana fácil, con lo cual es mejor cogerla y cocinarla pronto.

Pero la verdad es que cuando salí a caminar iba con la idea de encontrar algunos boletus, y si, encontre uno, un boletus edulis, pequeño, muy húmedo y casi inservible, pero al menos vi uno.



Y por último os dejo unas russulas, las hay de varios colores, y hay que tener cuidado, algunas  son muy picantes y por lo tanto no comestibles y otras tienen un sabor tan acre que las hacen no comestibles , pudiendo estropearnos el guiso. Muchas veces les digo a la gente que para saber si sirven o no hay que coger un trozo y ponerlo en la punta de la lengua si pica deshechar y sino al cesto, el problema es cuando tocan dos o tres picantes, pero es una forma de concienciar a la gente que no todas las setas sirven para comer. 
Hay muchas variedades y mejor que os las identifique un micologo  por si las moscas.





Pero hay otras setas pequeñas también muy apreciadas como son las marasmius oreades conocidas como senderuelas y que también son frecuentes en esta época y que os mostrare en otro post ya que no me salieron decentes las fotos. Pero como esta semana tengo pensado salir a caminar al menos un par de tardes espero traerme un puñado para la comida.


20 comentarios:

  1. ¡Qué paseo más fructífero!, me encantan las fotos.
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Una entrada espectacular, que buenas fotos. Muchas gracias. Un saludo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Y a mi como me gustaría ir por el monte y saber que seta debo de coger y cúal no!!

    bicos nena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por ahí no se organizan salidas? aquí hay jornadas con salidas al monte para reconocerlas, tendremos que solucionarlo de alguna manera

      Eliminar
  4. Yo sólo salgo al monte con la cámara. Lo de cogerlas es para entendidos. Ayer fuí a dar el primer paseo, pero no tuve suerte. No había ni la primera.

    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tendremos que organizar una quedada micológica para blogueros, :)

      Eliminar
    2. si sacas alguna foto si quieres envíamela y si puedo te las identifico.

      Eliminar
  5. Me encanta tu entrada, porque me fascina salir al monte y ver las setas, aunque no me atrevo a coger ni una porque yo no entiendo. Aquí todo el mundo presume de conocer las macrolepiotas que por lo visto son comestibles y fáciles de distinguir, pues yo ni con esas. Y mira que me gustan las setas, pero las termino comprando.
    Besinos y gracias por la entrada me ha parecido super interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las macrolepiotas son fáciles de distinguir, si este año veo alguna le saco fotos y ya te explico como diferenciarlas bien.

      Eliminar
  6. Yo se me ocurre y enveneno a todo quisqui, jeje.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola las setas me encantan pero me da miedo coger alguna que sea venenosa en mi pueblo las conocen muy bien y cuando cojo voy y les pregunto a los sabios
    pues las que cogemos del campo estan mucho mas sabrosas que las que compramos en los super
    un besito
    me encanta tus fotos donde nos explicas muy bien

    ResponderEliminar
  8. Me encantaría aprender todo o casi todo sobre el mundillo fascinante de las setas, me rechiflan y debe ser un placer pasear por el monte a solas contigo misma y traerte un buen cestito con diferentes variedades...Suertuda Rocío:)

    ResponderEliminar
  9. Si que me gustaria saber distinguir las setas , sobre todo porque el encontrarlas se convierte en una distracción fantastica ..salir sin pretensiones y llenar el cesto es increible ...estas que nos has puesto son preciosas ...bicos

    ResponderEliminar
  10. Magnifico reportaje. Enhorabuena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. el sábado salimos nosotros a la aventura pero con lo poco que ha llovido aqui en Cataluña.......no creo que tengamos mucha suerte

    el año pasado fué un horrible, y este va por el mismo camino

    besos

    ResponderEliminar
  12. Nunca me he atrevido a ir a por setas, prefiero comprarlas, porque se que si las cojo yo, casi seguro que alguna mala me cae, besos
    Sofía
    milideasmilproyectos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Yo cuando voy a cojer setas y veo una que no conozco, utilizo una aplicación para mobil llamada Boletus. No es 100% fiable, pero te ayuda. También hay la versión web de Boletus el buscador de setas en http://www.boletus-app.com. Probad de buscar alguna seta y me decís!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mi telefono no permite descargar este tipo de aplicaciones, aunque la idea me parece buena. Pero prefiero esa kdd de micólogos blogueros...

      Eliminar
  14. joer que ojo para encontrar esas setas :) me ha encantado tu página. Felicidades y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad que a veces hasta yo no me lo creo, pero son ya muchas caminatas por los montes y a veces ya la vista va sola a las setas, muchas gracias

      Eliminar