Arroz con leche sencillo

Seguimos en el hospital y aunque al yayo no le traen la carta para escoger el menú y su comida es triturada me fijo mucho en los que le sirven y le traen al compañero de habitación.
Y me resulta curioso ver que la mayoría de postres son industriales, exceptuando la compota de manzana asada el resto viene en su envase con su marca comercial: flanes, helados, ....

Ya se que es más práctico abrir un envase de yogur o una tarrina de natillas que hacerlas caseras y por eso es normal que lo más común es escuchar: como la comida de casa no hay.  Y muchos pacientes llegan a aburrirse de la comida y perder el apetito.
Más en nuestro caso, que aunque llevamos años comiendo sin sal y no la echamos de menos, el yayo si echa de menos las judías de la huerta, sus tomates, .... el gallo de casa, ............. si es que en la alimentación tenemos la mitad de la salud pero en personas dependientes es fundamental abrirles el apetito y la estimulación cerebral mediante sabores de antaño, porque un tomate tiene que saber a tomate y una lechuga a lechuga.

Así que vamos a comenzar la semana con uno de los postres preferidos del yayo y que sera el primero que comerá en casa para merendar cuando regrese.

Arroz con leche sencillo




Ingredientes

150 gr de arroz de grano redondo
750 ml de leche
1 piel de limón
1 palo de canela
Azúcar al gusto
canela molida

Preparación:


Ponemos un cazo al fuego con abundante agua y una pizca de sal, cuando rompa a hervir añadimos el arroz y dejamos cocer durante 15 minutos.
Escurrimos y lavamos con agua fria el arroz.

Ponemos un cazo al fuego con la leche, la piel de limón y el palo de canela. Añadimos el arroz ya cocido y dejamos cocinar a fuego lento durante 10 - 15 minutos. Removemos de vez en cuando. Añadimos el azúcar al gusto y removemos para que se disuelva.
Retiramos del fuego y dejamos reposar 5 minutos.

Servir caliente o frío espolvoreando canela molida por encima.

Buen provecho.

Comentarios

  1. Y de mi hijo....una maravilla...se lo come solo cuando se hace!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues sera sencillo, pero tiene una pinta barbara...
    Me encanta el arroz con leche lo que pasa que procuro hacerlo con moderacion... de esta forma me sabe aun mejor...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. En cuanto regrese se lo preparas y le cambia el color de la cara, eso seguro!!! Debes de estar agotada, que se mejore pronto!!!

    ResponderEliminar
  4. Le va a saber a gloria llegar a casa y comerse un arrocito de esos, Rocío.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Que rico, uno de mis postres favoritos.

    saludos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡Animo!!! la comida de Hospital ya se sabe....... seguro que este rico arroz le sabe a gloria.

    ResponderEliminar
  7. Espero que se reponga lo antes posible, seguro que con estos platos tan ricos que preparas disfruta muchísimo.Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  8. Rocío, aunque ya te he comentado en facebook, espero que todo vaya bien y que estéis pronto en casa. En los hospitales la comida depende mucho de unos a otros. Cuando yo estuve por el trasplante, lo peor era el pan y la mermelada industrial ni la probaba. Con los recortes, aquí al menos ya me han dicho que sólo dan un plato. Es vergonzoso pero les importa muy poco la gente...
    El arroz con leche me encanta. Me llevo la receta. Un beso y ánimos

    ResponderEliminar
  9. seguro que sera el mejor recibimiento cuando llegue a casa porque se ve delicioso. besicos

    ResponderEliminar
  10. Rocio, no sabía que el yayo estaba en el hospital, pero espero que no sea nada importante.
    El arroz, si no se hace con mala leche, siempre esta rico.
    Un beso
    Jorge.

    ResponderEliminar
  11. Es tan impersonal la comida de los hospitales en general..., a ver si pronto os vais para la casa.
    El arroz se ve riquísimo.
    Besazos

    ResponderEliminar
  12. Es también uno de mis preferidos!!
    Qué suerte tiene el yayo de poder disfrutar de tu cariño y de tu atención!
    Un beso Rocío y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  13. Siempre muy rica............se ve divina...besos.

    ResponderEliminar
  14. me encanta!!! me trae recuerdos de mi niñez...tiene un aspecto delicioso

    ResponderEliminar
  15. Solo con que el yayo piense en el postre que le espera al regresar a casa seguro que mejora de repente y es que las comidas de hospital dejan mucho que desear, no abren el apetito, al contrario.
    A ver si el miércoles ya para casa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. DESde luego que con las delicias que esta acostumbrado el yayo a comer seguro que no lo estara pasando muy bien, le deseo que se recupere muy prontito que le esperan en casa muchos manjares que degustar. MIl besicos muy especiales para el yayo
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. que rico rocio, este es uno de mis postres favoritos, mi abuela lo bordaba pero ya nunca me lo hace, ahora se lo tengo que hacer yo jajaja

    ResponderEliminar
  18. Esta receta es ideal, gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario