Un centollo muy gastrosexologico a bordo de un barco

Esta semana en el Grove están celebrando las jornadas de exaltación del centollo/a  y dentro del programa se incluía unas jornadas de gastrosexología como ingrediente principal este marisco.

Aunque no es la primera vez que os hablo de estas jornadas, ya que asistí a la primera que se hizo en esta zona ( ver aquí) en esta ocasión la diferencia es que no fui como asistente sino como ayudante, y me toco meterme en los fogones para ayudar a preparar los platos.






A las 8:30 de la noche empezaron a llegar los asistentes al barco, porque el taller se celebro en un barco en medio de la Ría de Arousa a la luz de luna, que ese día poca presencia hizo. Así que el vaiven del barco también ayudo a la sugestión del momento como si en una cuna nos estuviesen meciendo. Por otro lado en esta ocasión no tengo muchas fotos ya que trabajar y estar haciendo fotos un poco complicado. 20 centollos que fueron por donamos por la asociación de armadores y cocidos en agua de mar en el restaurante Culler de Pau de Javi Olleros.

Lo interesante de la jornada a parte de ver la reacción de los asistentes, 40 personas en total, fue cocinar en la cocina de un barco, en mi vida había cocinado en una cocina tan pequeña.

Cada plato iba acompañado de un video y de una explicación de como nuestra mente nos sugestiona para obtener placer a través de lo que comemos y como la líbido hace presencia, pero para la teoría es mejor asistir  a un curso de estos y yo voy a mostaros algunos de los platos con la reacción de la gente.

Ostras con corales de centolla y falso caviar
Guacamole picante con pata de centolla
Sopas de centollo con carne de centollo, pan de centeno y gelee de albariño
Patas de centollo rellenas de crema de centollo
Licor de cabra majorera
Todo iba acampañado de viño albariño, jugando con las texturas caliente-frio, picante-dulce, gelatinoso, ...

En este momento ya todos estaban más sueltos y destentidos, ya habían dejado atrás la vergüenza y era el momento ideal para que jugasen a descubrir los ingredientes de una crema caliente, pero para ello tenían que taparse los ojos y se les daba a la boca. 
La que más ingredientes descubrió se llevo un delantal para casa.





Trufas de chocolate con reducción de P.X. y peta zetas
Y en una velada así no podía faltar un buen cóctel, y como no podía ser de otra forma de la mano de Jose Soto.
Coctel de fruta de la pasión con Burbujas de Baladiñas
Y hasta aquí la mayoría de los detalles que se deben contar, el resto me los reservo para otra ocasión, :), una jornada muy divertida que no dudeis en probar.
Los que esteís por esta zona podéis hacerlo mañana en la Quinta de San Amaro, que ya sabéis que ese lugar es uno de mis preferidos.

Y hasta aquí se despide nuestro amigo Centollo que esa noche disfruto viendo la gente reaccionaba a las experiencias gastrosexológicas.


Comentarios

  1. Me ha encantado la entrada, me la he leído sin parar je, je, hija qué vida más interesante tienes, me alegra ver que lo pasas bien.Besos.

    ResponderEliminar
  2. Menuda experiencia y que gran día, muy divertido e interesante cocinar en un barco, los participantes claramente lo han pasado genial y han disfrutado de lo lindo. Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  3. mmmmm ¡como me hubiese gustado estar ahí!, seguro que fue una maravillosa experiencia tanto para los comensales como para los cocineros

    besos

    ResponderEliminar
  4. Veo que te lo pasaste muy bien y comiste de escándalo. Que suerte tener la feria del centollo tan cerca.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué interesante. Rocío, me encantaría algún día poder participar en una de esas jornadas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Rocío,
    Que bueno que passaran... Gracias por las fotos se quedaran lindas : )

    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Que guay participar en esa jornada seguro que es una pasada no solo el asistir si no el participar como has exo tu en la cocina.
    Un post precioso wapa.
    Bicos mil.

    ResponderEliminar
  8. Seguro que lo pasasteis muy bien, se ve que se divertisteis.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Holaaa, que experiencia tan interesante, aunque yo lo pasaría un poco mal porque los centollos no me gustan nada de nada jajajajjaj, bueno, ni las huevas no las ostras ni un montón de cosas de mar. No me saques de las gambas, mejillones navajas y poco más. Aún así, lo importante es pasarse unas risas.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  10. Qué experiencia tan estupenda. Me hubiera encantado estar allí. Un beso
    Isabel

    ResponderEliminar
  11. Qué divertido, tuvo que ser una buena experiencia; y con lo que nos gusta el marisco gallego!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Tuvo que ser una noche muy divertida y con mucho sabor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Que experiencia tan interesante. Se ve que la gente lo disfrutó.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  14. Qué buena pinta tenía todo...y tuvo que ser muy divertida!
    bicos

    ResponderEliminar
  15. Pero Rocío ¿Cómo nos haces esto? Yo me voy a ir a vivir a tu casa y si quieres soy tu secretaria y me llevas contigo de cócteles, de catas de vinos, de experiencias gastroxesológicas...

    ResponderEliminar
  16. Madre mia, que experiencia tan unica.
    Como me gustaria vivir un momento como ese
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Qué envidia me das, Rocío!!! Pero de la sana, eh!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  18. jajaj seguro que lo pasasteis genial,además los platos se ven geniales,un beso

    ResponderEliminar
  19. Que rico todo, otro día me llamas y lo compartimos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. que bien se ve que lo pasateis no? jeje se ve todo buenisimo ademas.
    saludos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario