Filloas de sangre

De nuevo un capítulo más de la matanza: las filloas de sangre.
Me acuerdo que de pequeña en mi casa se hacían tanto las filloas como las morcillas de sangre con piñones que fritas en rodajas muy crujientes estaban bien buenas.

En las últimas matanzas que hice ya no recogí la sangre y si alguna vecina la quería tenía que venir a recogerla pues da su trabajo, y mi madre hace igual. Pero mi tía si la recoge pues cuando hay matanza la gente va por su bar a comer filloas, que ya esta convirtiendo en tradición.

Por ese este fin de semana hubo filloas, a mi particularmente me gusta comer un trozo cuando están calientes pero con moderación que son bastantes caloricas, y hoy os traigo como se hacen para que no se pierdan en el recuerdo.
NOTA: la foto tuve que hacerla corriendo pues esta filloas se hizo a propósito para esta entrada, ya que no tenía tiempo a esperar a que se hiciera una tanda por eso que sea un poco cutre la foto.

Filloas de sangre


Lo primero que hay que hacer es recoger la sangre, en mi familia el matachín es mi tio y la primera sangre que sale se deshecha y se recoge la siguiente. En una olla amplia y con un batidor de varillas empezamos a revolver, siempre en el mismo sentido, si dejamos de revolver o cambiamos el sentido la sangre cuajaría y no serviría. Este se hace sobre unos 10 -15 minutos. Pasado este tiempo se cuela la sangre para que nos quede un liquido limpio.
A partir de este momento la sangre ya no cuajara ni se cortara.

Una vez tenemos la sangre añadimos los siguientes ingredientes: azúcar,trozos de pan blanco reseso o en su defecto harina y leche. Mezclamos bien todo, a esto se le llama "amoado" y se añaden uvas pasas. También se le pueden añadir piñones, en mi familia se hace a veces.


Se pone a calentar una sarten antiadherente y pasamos un trozo de tocino o un poco de mantequilla para engresar.

Echamos el amoado procurando que nos quede fino y cuando este cocido por un lado le damos la vuelta al igual que hacemos con las filloas de leche o de caldo.


Y una vez echas listas para comer.

Y este fin de semana  vuelve a haber matanza en el Casa Elisardo se podrán degustar de nuevo estas filloas.

Comentarios

  1. Jamás había oído hablar de esta receta, muy original y ni me imagino el sabor.Gracias por acercarnos cosas que desconocemos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. jolines nunca las había visto así de sangre,y que tal están??? me daría cosa pero me gusta probarlo todo jaja un beso

    ResponderEliminar
  3. Recordad que si os gustan las morcillas os gustan las filloas, pues ambas se hacen con sangre. El sabor es muy similar al de las morcillas

    ResponderEliminar
  4. Así nunca las he comido... y no creo que lo haga!!! Besiños.

    ResponderEliminar
  5. Wuala!! vaya receta!! debe estar deliciosas!!
    besos
    sonia

    ResponderEliminar
  6. A mi me encantan las morcillas y creo que probaria estas filloas si pudiera.

    ResponderEliminar
  7. para morirse...es la primera vez que oigo estas filloas...Me gusta la sangre encebollada, pero estas...estoy seguro que también...Me las llevo...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ROCIO ...he vuelto a sentir el sabor de las filloas de sangre ..de pequeñita nos traian a casa 1 botella de la matanza y nos hartabamos a comer filloas mi abuela haciendo y nosotros comiendo ..jaja tienen un sabor especial y desde luego unico ..bssssMARIMI

    ResponderEliminar
  9. No las he probado nunca Ro, interesante receta.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Nunca he probado esas filloas, pero justo las vi hace poco en el programa "un país para comérselo" y tal y como se lo comía Imanol y Juan deben ser deliciosas
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Que curioso, yo siempre he asociado las filloas a dulce, porque será, jeje. Interesante lo de hoy.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Yo las probaría aunque me dan un poco de repelús. Conozco a gente que las ha probado en Orense y dicen que les encantan. A mí las morcillas me gustan, pero en fin.....es todo mental. De todas formas, me gustó ver como se hacen, tenía curiosidad.

    ResponderEliminar
  13. Muy interesante. Nunca lo había oido, pero teniendo en cuenta lo mucho que me gusta la sangre con tomate, y con patatas, seguro que me encantaría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Tú me quieres matar de envidia Rocio, mecachis...Mamá cuando voy tiene en su congelador 3 ó 4 filloas de la matanza de mi tía Tina y yo me doy un banquete, hasta que me duele el estómago no paro, esa delicia es sólo una vez al año...Ñam.

    ResponderEliminar
  15. A mi me pasa como a ti de pequeña me encantaban pero ahora solo puedo hacerlas ,tanpoco soy capaz de recoger la sangre adesde hace unos años como tengo que trabajar cuando llego a casa ya es la hora de comer y solo me toca hacer los salsixones y lis xorizos de calabaza siempre hay muxa gente para ayudar.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  16. Rocio nunca las había visto, la verdad que la perola llena de sangre me da un poco de repelus!!

    Seguro que si las pruebo me gustan, pero ya te digo que yo hacerlas no iba a poder
    mil besossssss

    ResponderEliminar
  17. cutre dia la tia, si esta fenomenal, ademas las fotos engañan, yo lo veo perfecto vamos que me lo comia todo, calorias o no jajaja un beso

    ResponderEliminar
  18. Nunca las he probado, pero las morcillas si me encantaban.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  19. Hola, están muy ricas, mas o menos se como se hacen, pero desde que era niña no las comí mas, gracias por recordarlo. Besiños Milita.

    ResponderEliminar
  20. Rocio no conozco las filloas, pero lo que daría por tomarme un poquito de ella. Tiene que estar riquísima. La morcilla con cebolla y piñones, si que la hacemos aquí. Pero no tan caseras, ya que hay que comprarlas en las carnicerías. Lo de la matanza, es un previlegio poder hacerlo.
    Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  21. Ya verás como se presente por ahí un vampiro.... yo me apunto.

    bss
    AFri

    ResponderEliminar
  22. Pues es la primera vez que las veo..de sangre! por aqui no se hacen,l pero tienen una pinta estupenda...que pena que estemos tan lejos para acercarque a probarlas! :)
    un besoo

    ResponderEliminar
  23. Que curioso, nunca habia visto estas filloas, te han quedado impresionantes.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Están de muerte. Hoy miso me tocará hacerlas porque mi madre ha hecho matanza. Menú para hoy: Costillas del cerdo que han matado con cachelos (patatas cocidas) y filloas con azucar o miel(segun apetezcan) y luego a picar carne para lo chorizos de carne (hacer zorza) y picar las partes feas y grasas del cerdo con cebolla y calabaza para hacer los chorizos de cebolla (tipo de morzilla) y rellenar con ella las tripas gordas del cerdo. Los chorizos de carne se harán dentro de dos días después de dejar macerar la zorza.

    ResponderEliminar
  25. Pues yo he oído decir que estas son las auténticas filloas.Yo no las he probado nunca de sangre. Las otras las comíamos muy a menudo en casa. Deben ser deliciosas,teniendo en cuenta que las morcillas de sangre son para delirar.

    ResponderEliminar
  26. @An�nimo
    Qué manera de poner los dientes largos. Aquí no hay compasión ninguna. Y esa zorza y esos chorizos con los cachelos... Mmmmmmm....

    ResponderEliminar
  27. Soy venezolano, mis padres gallegos. La primera vez que vi hacer filloas, casi me voy en vomito. Me arriesgue, por la insistencenia de mis familiares, en comer un pedacito....termine por comerme 12 filloas.......Son deliciosas. Ojala y tuviese la oportunidad de rememorar esos tiempos. gracias por tu publicacion....Filloas comidas en aldea, no son iguales que comidas en ciudad

    ResponderEliminar

Publicar un comentario