Vendimia: seguimos con el albariño

Ayer lunes volvimos a la vendimia después de unos días raros, ya que llovía de noche y aunque por el día hacía sol no servia para recoger la uva, ya que se encontraba mojaba.

Así que ayer a las 3 de la tarde llegamos a la viña y empezamos a cortar rácimos. Entre unas cosas y otras estuvimos 4 personas vendimiando hasta las 8 de la tarde.

El resultado fue de 50 capachos  y 4 cajas recogidas.

La capacidad de los capachos esta entre 20 a 23 kilos. Y las cajas entre 17 y 18 kilos.

El otro día ya os mostre fotos de las uvas y hoy voy a centrarme un poco más ya en la elaboración, mientras aprovecho para comer antes de volver para la viña.

La uva albariña se tarda un poco más en recolectar porque tiene que ir muy limpia, nada de llevar uvas con podridumbre, secas o con "borralla"  (en otro post os enseñare estas enfermedades de la uva) y sobre todo tener cuidado de recoger las maduras pues hay pequeños racimos que aunque esten amarillos se debe a que estan quemados del sol pero estan verdes porque forman parte de una segunda floración llamada "segunda ZA" (diferencia en el próximo post de enfermedades).









Las uvas ya en la bodega.



Ahora toca el turno de "estrujarlas" (molerlas) , este es el único proceso con máquina que usamos, echamos la uva en una estrujadora que al pasar la uva por unos rodillos la uva se rompa y suelta el zumo.


Cuando yo era pequeña la manera de moler las uvas era que los niños de casa nos metian dentro del barril a pisar las uvas, para eso poniamos un bañador y adentro del barril, mientras el yayo se encargaba de recordarmos que pisásemos por los lados.
Lo peor era cuando tocaba pisaba tocar el tinto pues el vino muchas veces nos pasaba de la rodillas y mi abuela luego al salir nos metia cada friegas en la ducha.

Se continuaba con un pisón de madera para acabar de romper las uvas.

Luego aparecieron las estrujadoras manuales, se echaba las uvas y mediante una rueda y la polea dabas vueltas y se iba moliendo.

Hace unos años a estas estrujadoras manuales se le incorporamos un motor de las lavadoras que se habían estropeado, y ahora solo es echar las uvas darle al botón y las uvas estrujadas.


El albariño se deja reposar así una horas, nunca que sobrepase el día, pues empezaria a fermentar y eso haría que cogiese color tostado y eso no interesa.

Por eso estas uvas que fueron estrujadas ayer a la noche hoy a la mañana ya fueron sacadas.

Lo importante es que la fermentación la  haga el zumo solo, en nuestro caso en barril de madera.


Hoy a la mañana lo primero que hicimos fue separar los pellejos de las uvas, las pepitas y los rácimos del mosto del vino, para eso se le pone un grifo a la cuba donde estaban las uvas estrujadas y se va sacando el vino, una vez el caldero lleno se echa el mosto en el barril.












El siguiente paso es llevar la uva molida a la "lagareta" (lagar), las lagaretas antiguas la base son de piedra, ahora son de hierro fundido las caseras. La primera foto corresponde a la de mi padre que es la que estamos usando estos días y la que veis desmontada es la del yayo que la usaremos con el tinto en un días.




















Una vez que en la tinas ya sacamos todo el mosto lo que se hace es echar todo en las lagaretas porque siempre quedan rácimos enteros y aqui acabaran de echar todo el zumo. Se llena la lagareta y  luego se le ponen unas maderas y vamos haciendo que las maderas bajen presionando, asi el zumo va saliendo por las aberturas que tienen los cascos de maderas. El mosto que va cayendo se recoge en calderas y se lleva para el barril. ( no tengo foto de este paso que no me tiempo a sacarla, pero os la enseñare en otros articulos)

Al final lo que nos queda es esto, una masa compacta, llamada bagazo, que debe estar lo más seca posible.


La importancia de que este bagazo quede seco es porque lo vamos a guardar para hacer aguardiente (orujo), pero esto ya es tema de otro post.

Una vez en el barril el mosto empezara a fermentar a las pocos horas, esto es importante ya que según sea esta fermentación será el resultado del vino.

Y hasta aquí por hoy, me voy para la viña que quedamos a las  3.

Espero que os haya sido interesante.

Comentarios

  1. guauu tiene que ser una pasada el poder tener tu propio vino y demas... que suerteque tienes¡¡ y sigue contandonos cosas como estas para por lo menos verlo en fotitos..

    besos guapa

    ResponderEliminar
  2. Que interesante Rocio y que recuerdos me trae tan buenos...cuando yo era pequeña haciamos el vino en las bodegas .Era un poco diferente que esto que nos muestras pero en esencia lo mismo.Nosotros también pisabamos las uvas en el lagar que es una especie de piscina que estaba dentro de la cueva....que recuerdos!!
    Besitos guap y muchas gracias por enseñarnos este proceso.

    ResponderEliminar
  3. Un post muy interesante guapa!! Estare muy atenta para no perderme nada de la elaboracion de tu vino guapa!! BEsos

    ResponderEliminar
  4. Precioso post, nosotros también elaboramos nuestro propio vino y aguardiente por eso se de lo que hablas, pero lo que más me gusta son los recuerdos que guardas y que nos los muestres. Gracias por compartirlo con nosotros.
    bss

    ResponderEliminar
  5. que entrada mas bonita, que uvas mas buenas, besos

    ResponderEliminar
  6. Rocio una entrada muy completa esperamos la siguiente .
    Creo que Tito se ofrece para ir a la vendimia jajajajaja
    besote
    loli

    ResponderEliminar
  7. Nosotros también estamos en las mismas...este año creo que va a ser una estupenda cosecha.
    bicos

    ResponderEliminar
  8. Qué maravilla de post Rocio , me ha encantado verlo y leerte porque me ha traído recuerdos estupendos de cuando mi suegro hacia el vino (ahora ya no puede).

    Menuda trabajera pero ese vinín luego sale superior eh !!!

    Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Rocio que bien lo has explicado, y con esas fotos tan estupendas. Me ha encantado verlo. Pues si que tienes trabajo estos días. La recompensa vendrá luego con ese estupendo vino casero sin conservantes artificiales. Que lo disfrutes. Un biquiño

    ResponderEliminar
  10. Rocio esto es mucho para mi !!! yo no pienso ir a la vendimia por el momento, pero creo que no seria capaz de tomarme un vasito de vino despues del trabajazo que tiene. Me ha gustado mucho tu explicación y ya sabes cuenta con Tito jajajaja.

    Un beso
    AFri

    ResponderEliminar
  11. Que guay, eso de poder hacer el vino uno mismo. Esto es una pasada.

    Abrazos y descansa.

    ResponderEliminar
  12. Como me gusta unnnnnnn.....muy rico, me encantan todo lo artesano si estubiera cerca me pasaria por tu casa, besos guapa

    ResponderEliminar
  13. Rocío, muy interesante la entrada de hoy. Me imagino que de pequeños lo pasaria de maravilla pisando la uva. Por cierto, cada vez que veo tu blog me dan ganas de plantarme en la puerta de tu casa y quedarme de ocupa para duisfrutar de estas maravillosas experiencias. Un beso.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Qué pasada, me ha encantado conocer el proceso desde la recogida hasta el final. Eso sí, gracias a esas estrujadoras, que si no debe ser muy cansado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Qué trabajazo, Rocío. A esta hora debes estar rendida y con dolor de espalda. Vale la pena, pero yo estoy sin hacer mucho ruido para no molestarte en tu descanso, te lo mereces.

    ResponderEliminar
  16. Menudo trabajo pero el esfuerzo merece la pena, guardame una botellita que seguro debe estar buenisimo, besos

    ResponderEliminar
  17. Cuantas cositas estamos aprendiendo!!!

    ResponderEliminar
  18. Nice informative post,glad to know that making wine in home...great post..thanks for sharing.I love all your garden related posts.
    cheers

    ResponderEliminar

Publicar un comentario