Muslo de gallo asado con patatas del Yayo

El otro día os comentaba que el yayo le había echado el ojo a uno de los gallos y que esta semana se mataron 4 y el resto se mataran para la semana para alguna de las cenas o comidas de estos días, y os había enseñado un par de fotos de dos gallos limpios antes de que se los llevasen, pues bien, una vez limpios hay que pesarlos pues el yayo queire saber cuanto pesa cada uno, aunque sea para comer en casa el pesado es obligatorio, y no se le dices el peso de cada uno se cabrea porque así no sabe si los cria bien o no.

Y el resultado del otro día, una vez limpios,  fue: 1 gallo de 5 kilos (el escogido por el), 2 de 4 kilos y medio y uno de 4 kilos. Además de una gallina de casi 5 kilos. De dos de ellos ya dieron buena cuenta ayer en casa de mi tia y hoy para el Yayo le prepare 1 muslo asado del gallo de 5 kilos con las patatas como a él le gustan que al final no sabes si come más patatas o gallo, el muslo nos diopara comer los dos.

La carne de estos gallos son de color más oscura que de los pollos jovenes y requieren más tiempo de cocción pero tienen muchisimo más sabor y la carne es mucho más fibrosa.
Esta preparación era la cena habitual de Nochebuena y Fin de Año, solo que se asaba el gallo entero o a veces partido en trozos, cuando era entero mi abuela lo metia después de comer en el horno de leña y lo dejaba asar todo la tarde a fuego suave y al final le ponia fuego fuerte para tostar la piel.

Como dice el yayo: menudo zanco (muslo)  para meterse entre pecho y espalda

Muslo de gallo asado con patatas del Yayo.


Ingredientes para dos personas:
1 muslo para dos personas
3 zanahorias
1/2 cebolla
1 pimiento rojo
granos de pimienta negra
2 ajos
aceite de oliva
1/2 copa de albariño
perejil
orégano
sal
2 patatas medianas


Preparación:


Picamos el ajo y lo mezclamos con el perejil picado y un poco de aceite de oliva, con esta mezcla untamos bien el muslo del pollo.

Ponemos el muslo de pollo en una fuente de horno y lo ponemos al fuego para dorar el pollo.

Precalentamos el horno a 200º

Cuando vaya dorado echamos la cebolla picada, la zanahoria picada en trozos grandes, el pimiento picado, la 1/2 copa de albariño, los granos de pimienta negra, espolvoreamos con el orégano y echamos 1/2 vaso de agua.
Por encima de la piel del pollo ponemos la sal.

Metemos al horno durante 40 minutos ( el tiempo dependerá del tamaño del gallo y de como nos guste la carne)
A los 20 minutos le damos la vuelta al muslo para que se tueste la piel por todos los lados.


Picamos las patatas en dados.

Las freimos en aceite bien caliente y las retiramos antes de que estean echas del todo y las echamos en un cazo.




En le cazo con las patatas echamos las verduras que asamos con el muslo de gallo y cubrimos con la salsa del asado.

Ponemos al fuego para que se acaben de hacer las patatas y adquieran el sabor del asado. Salamos al gusto.





Emplatamos poniendo el muslo del gallo acompañado de las patatas y salseamos con un poco de salsa del asado.






Otra salsa para acompañar este plato y para los que dicen que no les gustan las verduras, es coger todas las verduras y batirlas hasta que quede una salsita marrón espesa y acampañar de patatas fritas.







Después de este platito el yayo se esta echando una siesta y a mi me tocara darme una caminata para bajar lo comido.

Que tengais un buen finde.

Comentarios

  1. Que envidia me dan estas estas comidas. Esto no se consigue en cualquier tienda y el sabor no tiene nada, pero nada que ver. Lo peor es tener que matarlos que para comerlos seguro que siempre hay voluntarios.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  2. Que pinta tiene este muslo, madre mía. Esto es que no se pilla en ningún sitio hoy en día.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Si os cuento que aún sobro carne del muslo, ya estoy pensando en hacer unas croquetas para mañana.

    Esta carne sacia mucho,

    ResponderEliminar
  4. Tu yayo sabe mucho vecinaaaaaaa!!!! madre mía que zancazo!!!!!! y además caserito!!! eso si que es un lujo!!! te ha quedado espectacular!!!!

    buen finde vecinaaa!!! e abrígarossss que fai moitísimoooo peleteeeeee!!!!

    ;-)

    ResponderEliminar
  5. jajajaja vecino dices de abriganos? si el yayo siempre tiene frio y hace un rato, después de la siesta se levanto para ir a tomar un poco el sol que según el hace un buen día, jajajajaj, es lo que tienen estas comidas que entras en calor en menos de lo que canta un gallo, mejor dicho, cantaba el gallo, jajaj

    buen finde

    ResponderEliminar
  6. Pedazo zanco, que rico

    ResponderEliminar
  7. Madre mía que pedazo de muslo, y ese acompañamiento de escándalo. Esa carne no se ve por las tiendas. Mi madre cuando tenía gallinas y gallos, en las Navidades siempre mataba uno y todavía me acuerdo del sabor de esa carne, no tiene nada que ver con las gallinas que venden, que están engordadas artificialmente. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Peeeero que comen los pollos de tu yayo???????????!!!!! si parecen pavos!!!

    Ya nos lo contarás, lo que si dan ganas de comerse es ese peazo plato que tiene una pinta de jugosito y de rico.... madre mia!

    Un abrazo

    Naiara (sushi de jamon)

    ResponderEliminar
  9. Vaya pinta que tiene ese muslo!!, tiene que estar delicioso, me ha encantado tu receta. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Si vieras que envidia sana me dá el pensar como estan alimentados esos animalitos y lo bien que deben saber... lógico que el yayo quiera saber el peso. El asado se ve rico, rico. Y repito el sabor debe quitar el "sentío"
    Besazo de Orquidea59

    ResponderEliminar
  11. joer que envidia comer ese muslo.pero bien rico

    loli

    ResponderEliminar
  12. Todo un privilegio poder disfrutar de un muslo de esos, maravilloso, me alegro tanto por tu abuelo y por tí, felicidades

    ResponderEliminar
  13. jolinnn o joeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer jaajaja vaya pinta de diez, que escandalo! felices fiestas

    ResponderEliminar
  14. Esto si que es comer!!!!! En mi casa también lo preparamos y esto no se compra en ningún sitio. Fantástica receta.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  15. Vaya pedazo de muslo!! no sabia que pesaban tanto los gallos y pollos. Da gusto verlo y de sabor seguro esta extraordinario, nunca lo he probado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Guauuuuuuuu que suerte disponer de gallos de corral naturales y caseros, todo un lujo y la receta de ese muslo espectacular.

    saludos

    ResponderEliminar
  17. Qué maravilla !!!!!!

    Con estos alimentos no hay frio que se nos resista ;-)

    Yo tengo la suerte de que de vez en cuando mis tias que también los crian asi de hermosos me regalan y es una carne con un sabor muy característico, nada que ver con lo que se compra por ahi en los mercados.

    Me ha encantado tu blog, te agrego y me hago seguidora ;-)

    Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos por los comentarios, hoy os voy a preparar una historia relacionada con un producto típico gallego: las castañas.

    Un beso a todos.

    ResponderEliminar
  19. Me he quedado totalmente en blanco. Yo los pollos más grandes que compro son en el Mercadona (o la carniceria) y no pesan más de dos kilos. Y además son de granjas industriales.
    Estos gallos tienen que estar de muerte, y con la preparación que les has hecho ni te digo.
    Ahora mismo se lo voy a enseñar a mi marido, pa que alucine igual que yo.

    Besos y recuerdos al Yayo

    ResponderEliminar
  20. Gracias Perol y Mortero, estos gallos a excepción del primer mes que los traemos el resto de su vida comen maíz y verdura que plantamos ya para darles de comer.

    un saludo

    ResponderEliminar
  21. Vaya muslo! es enorme, y que pinta tan espectacular que tiene este plato. ufff que rico!!

    Besos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario