Lombarda a la flamenca con nueces y piñones

 La lombarda es muy típica de los países del norte, alli son grandes consumidores de ella y tienen muchas recetas y por eso hoy me decidi por esta, porque con el frío que esta haciendo y los días de lluvia el vinito enseguida nos hace entrar en calor.

Pero esta col es de las que te gusta o no te gusta, tiene un sabor particular y experimentando estos días con ellas di con esta receta que modificandola un poco se me antojo un entrante perfecto  y con un toque de frutos secos caramelizados que aportaban dulzor contrarrestando el sabor amargo de la col.

Con esta receta voy a participar en el concurso que organiza Sara del blog la Cocina de Sara y que patrocina Esteve i Ferrón. 


El año que viene intentare plantar lombardas porque deben ser todo un espectáculo verlas crecer con ese colorido y así ir poco a poco introduciendolas cada vez más en el menú diario sin ser solo de la forma clásica del otro día o en ensalada, ya que el yayo cuando las ve siempre me dice que si tire la botella del vino tinto por encima de ellas y que mejor que la ponga un poco a desteñir antes que eso nos tiene que dejar por dentro más morados que poco, menos mal que esta semana no nos toca hacer ninguna radiografía ni tac o prueba por el estilo, sino el dice que el contraste ya lo lleva de casa.

Lombarda a la flamenca con nueces y piñones dulces



Ingredientes para 6 personas:
1 lombarda de 750gr
250 gr de patatas
1 hoja de laurel
2 cucharas de azúcar, se puede añadir más al gusto.
1 cuchara de vinagre
1 cebolla
50 gr de mantequilla
 1/2 l de vino tinto.
Piñones y nueces.

 Arroz para acompañar



Preparación:

El cogollo de la lombarda se corta en pedacitos pequeños y se pone al fuego en una cacerola con vino tinto.












Después se añade el vinagre, las patatas cortadas en trozos, la cebolla picada, un poco de laurel y una porción de mantequilla. Cocerá todo al menos durante tres horas.
 Transcurrido este tiempo, se endulza con azúcar y se sirve.

Hasta aquí la versión clásica.







En una sartén antiadherente echamos un poco de azúcar moreno y caramelizamos unas nueces y unos piñones, durante un par de minutos.

Reservamos.











En la misma sartén echamos un poco más de azúcar moreno y echamos la col ya cocida con las patatas y la cebolla.
Dejamos que se caramelice y coja dulzor.


Emplatamos echando por encima los piñones y las nueces que hemos caramelizado antes. Resulta un acompañamiento ideal para arroz o para platos de caza.

También podeis pasar por la batidora y hacer una crema de lombarda que os puede acompañar a cualquier carne.

Yo hice las dos versiones, tengo que decir que con poca cantidad quedas más que satisfecho, es un contraste de sabores muy fuerte.



Y aquí os dejo el logo del concurso de Sara que pinchando en él os llevara directamente a las bases del concurso:

Comentarios

  1. Que rico además no tenía ninguna receta de lombarda y me encanta probar

    ResponderEliminar
  2. Nunca he probado la lombarda, lo unico k recuerdo de ella es cuando un día en el supermercado me mandó la encargada a cortarla y madre mia, que cosa mas dura, me tube k liar a golpes con la col para poder partirla por la mitad xDDD A ver si me animo a probarla ya que la col normal me encanta.
    Un beso grande y gracias por participar.
    Ah! Si quieres y te da tiempo todavia puedes participar con dos recetas más. ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Sarita, lo intentare pero no prometo nada, que estos días estan siendo de locos.

    un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario