Fanecas barbudas guisadas

Si hay un pescado que le gusta particularmente a mi abuelo junto a los salmonetes es sin duda las fanecas barbudas (Gaidropsarus vulgaris) y si son de costa mucho mejor. Por eso cuando se las vi a la pescadera tuve clara mi elección, de echo solo tenía los dos ejemplares que me compre.

A este pescado también se le conoce como Madrenla en la zona del Grove donde vuelan de los mercados debía a la escasez y a los numerosos apasionados que tiene, entre ellos varios miembros de mi familia. Y tengo entendido que en la zona de Asturias se las conoce como Tolas. Lo de barbuda se debe por las 3 barbas que tiene en la cabeza.

Ultimamente los pocos ejemplares que se ven suelen ser pescados en altura siendo más claras que las que son pescadas en las zonas rocosas de la costa. Este pez en costa se solía pescar cuando en bajamar quedaban zonas de rocas y de arena al descubierto para poder verlas, ya que se ocultan entre rocas, y una vez que eran avistadas se pescaban clavandoles un punzón de hierro en la zona de la cabeza.

Los ejemplares pequeños se suelen consumir fritos y los de tamaño mediano a grande lo más tipico es guisada pero también se hace cocida en blanco con aceite de oliva virgén.

Yo hoy os la traigo del modo que se prepara en mi casa y del que siempre vi hacer a mi abuela y que ahora soy yo quien sigo cocinandolas así.

Fanecas barbudas guisadas:








La protagonista:


Es un pescado de carne blanca y sin escamas.

Los ejemplares grandes tienen la espina central y unas pocas en la zona del estomago, las pequeñas ya tienen alguna más.

Las de pesca de altura llegan al mercado visceras para mantener la frescura y que no sufran deterioros.














Ingredientes:


1 Faneca barbuda por persona
2 patatas medianas por persona
1 cebolla grande
2 pimientos
2 dientes de ajo pelados
perejil al gusto
1 cuchara de pimenton dulce
1/2 copa de vino blanco, albariño
aceite de oliva
sal
agua



Preparación:

Lo primero que hacemos, al menos media hora antes de preparar el pescado, es partirlo en trozos y echarle sal gorda.
En este caso desechamos las cabezas ya que no tienen comida.











Pelamos las patatas y las cortamos en trozos grandes y las ponemos a cocer en agua con sal y un poco de aceite.
Aprox. sobre 15 min.











En otra cazuela vamos a guisar el pescado.

Ponemos aceite a calentar y echamos los ajos enteros, las cebollas cortadas en medias lunas y las tiras de pimiento rojo.

Sofreimos durante 5 min, aprox.







Luego echamos el perejil picado y la cuchara de pimentón y cocinamos un minuto, sin que el pimentón se nos queme y para ello hay que revolver.

A continuación echamos el vino blanco y dejamos que el alcohol se evapore.









Lavamos el pescado de la sal y lo añadimos a la cazuela y cubrimos con agua hasta la mitad del pescado.

Echamos un poco de sal al gusto,para salar un poco la salsa.

Dejamos cocinar durante 15 minutos, hasta que el pescado estea listo. A media cocción le damos la vuelta al pescado para que se cocine por ambos lados.

Y listo para servir.




Emplatamos con las patatas abajo y encima el pescado con los pimientos y la cebolla y salseamos con la salsa.


La base de este guiso es muy típica de Galicia de las zonas costeras y se hace con otros pescados como salmonetes, Xoubas (sardinas pequeñas) e incluso con la caballa.

Lo rico de este guiso es que las patatas se deshagan con facilidad y para comerlas se aplasten y se mezcle con la salsa.



Comentarios

  1. Un plat de poissons qui me semble délicieux.
    j'aime beaucoup.
    Bonne journée et à bientôt.

    ResponderEliminar
  2. Merci beaucoup pour ta visite et qui tu aimes la plaque,

    une salutation

    ResponderEliminar
  3. Mira que he comido fanecas en mi vida eh, pero barbudas nunca. Ahora que si tengo el plato delante, ten por seguro que aplasto las patatas, las mezclo con la salsita, y junto con el pescado, me lo zampo entero.
    Adoro estos platos, son de lo mejor.

    biquiños

    ResponderEliminar
  4. Muy buen gourmet tu abuelo, los abuelos son sabiduria.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Nunca las comí pero tienen una pinta de miedo.....que guapas!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario