Jamón asado con salsa de nueces.

El otro día para la vendimia cocine un buen trozo de jamón asado de cerdo con su salsa hecha de triturar todas las verduras y jugos con los que ase el jamón. Pero siempre sobra un trozo y aunque en mi casa no somos muy carnivoros ayer se presentaron unos primos por sorpresa en casa a la hora de cenar y como ellos son de carne y sabían que tenia aún jamón asado nada mejor que cambiarle la salsa, en este caso por una de nueces, y con una buena ensalada ya tenia la cena lista.

Jamón asado  con salsa de nueces:



Ingredientes:

Para la carne asada:

1 trozo de jamón de cerdo.
cebolla
zanahorias
pimientos
ajos
laurel
perejil
orégano
pimienta negra molida
vino blanco (albariño)
sal
aceite


Para la salsa de nueces:

1 nuez de mantequilla
1 cebolla pequeña o chalota
nueces al gusto
250 cl de nata
1 copa de ron ( puede ser también de cognac o brandy)
granos de pimienta verde.






Preparación:

Se coloca en una bandeja de horno la carne con las verduras (ajo, cebolla,pimiento, zanahoria, el perejil), sal pimentar al gusto y añadir el orégano, el aceite y el vino blanco.












El tiempo de horno depende del peso de la carne y de como nos guste la carne de asada.
Pero como media para un trozo de 1 kilo  rondara los 45 min a la hora.

Una vez asada, dejar reposar.

Filetear y salsear con la salsa elegida.







Para hacer la salsa de nueces, poner en una sartén la mantequilla y la cebolla muy picada. Cocinar la cebolla.












Echar las nueces picadas, a mi por ejemplo me gusta encontrarlas en la salsa, para mi abuelo al final paso toda la salsa por la batidora para que no encuentre tropezones.

Cocinar las nueces durante un par de minutos.










Verter la copa de ron y flambear ( si tienes campana recuerda apagarla).

Dejar que el fuego se apague y remover.











Echar la nata y los granos de pimienta verde.

Cocer a fuego lento durante 5 minutos o hasta alcanzar el espesor que nos guste.



Y lista para salsear.






Una salsa que también puede usarse con platos de pasta o con arroz o incluso acompañar a un buen solomilo o a un secreto de ibérico.


Desde el árbol a la mesa












Comentarios